Guantes de plástico, un nuevo riesgo a las puertas de los supermercados

La limpieza de manos y el uso de guantes de plástico desechables son algunas de las nuevas normas que marcan la entrada a los supermercados desde que se empezaron a tomar medidas para prevenir la transmisión del coronavirus. No obstante, el comportamiento nada cívico de muchos compradores ha provocado la indignación de muchos ciudadanos de Palma que denuncian que, en vez de hacer uso de las papeleras dentro o fuera de los supermercados, se tiran al suelo, en la calle.

Además de la imagen de rechazo que provoca ver la calle llena de guantes, utilizados para evitar que la piel entre en contacto con superficies contaminadas, otros ciudadanos cuentan que en los días de viento estos guantes de plástico vuelan hasta llegar al interior de patios, terrazas o balcones de los pisos más bajos.

Además del comportamiento incívico, el abandono de estos guantes comporta un riesgo de contagio para otras personas, algo de lo que también se quejan.

Emaya ha pedido desde hace semanas la colaboración de los ciudadanos para evitar situaciones como las que se pueden ver en las imágenes con el fin de no poner en riesgo al personal de limpieza y a otros ciudadanos.