Gran pitada contra el confinamiento en Manacor

Más de cien coches han recorrido este miércoles por la noche el centro de Manacor haciendo sonar sus bocinas en señal de protesta por el cierre perimetral de la ciudad. Desde los balcones algunos vecinos aplaudían el paso de los vehículos que llegaron a saturar algunas vías.

Se trata de la tercera noches de protestas en Manacor. Si bien el martes la caravana de vehículos no fue considerable, en esta ocasión la convocatoria resultó todo un éxito. Auspiciados principalmente por comerciantes y restauradores a través de las redes sociales o vía whatsapp, el boca a boca ha hecho el resto. Precisamente comerciantes y restauradores ya avisaron que no pararían sus protestas hasta ser escuchados.

Por otra parte, los comerciantes de Manacor han iniciado una recogida de firmas a través de la plataforma co para solicitar al Govern que levante el confinamiento de Manacor y se habiliten ayudas para poder hacer frente a la situación que padecen debido al cierre perimetral. Aseguran que las medidas sanitarias «están terminando con el pequeño comercio de Manacor» y que sus ingresos se han reducido en un 70 % desde que se decretase el cierre el pasado 28 de octubre. Ante esta situación, los comerciantes piden que se permita la entrada en la ciudad a los clientes de otros pueblos, que atenderán con cita previa.

Además, reclaman que se habiliten ayudas directas para compensar las pérdidas provocadas por el cierre y que se reduzca al 50 % el pago de impuestos de forma proporcional a los días de duración del confinamiento. Por lo que se refiere a las nóminas, los afectados solicitan al Estado que «se haga cargo de la parte proporcional del pago de las nóminas de los empleados».

El sector pide explicaciones sobre el cierre perimetral

El presidente de PIMEM Manacor, Mateu Català (en la foto), explicó que la iniciativa de recoger firmas se impulsó desde todas las asociaciones de comerciantes. Estos piden que se escuchen sus reivindicaciones y se les den soluciones.