Es Trenc tendrá socorristas pero peligra la apertura de los chiringuitos de la playa

¿Habrá chiringuitos, sombrillas y hamacas este verano en las playas de es Trenc? Es la misma pregunta que se hace el Ajuntament de Campos frente a las incertidumbres creadas por la pandemia de coronavirus, agravadas por la confusión que suscita el contenido y aplicación de las diferentes fases de desconfinamiento, y de cómo estas pueden afectar a la apertura de las zonas de banco y, en el caso de Campos, las que quedan incluidas dentro de un parque natural como es el de Salobrar-es Trenc.

Mientras está por ver qué pasa con los 262.000 euros que el Consistorio preveía ingresar por la concesión de los chiringuitos, sombrillas y hamacas; la Administración local presidida por la alcaldesa Francisca (PP) ha tenido que hacer frente al pago de 235.000 euros en concepto del servicio de socorrismo que, en base a un informe de la dirección general de Emergencias del Govern, remitido hace unas dos semanas, le conminaba a tener operativo a partir del pasado 1 de mayo. Es decir, todavía no se sabe con total seguridad qué día las playas se abrirán al baño, pero están en disposición de contar con socorristas.

La concesión de chiringuitos, sombrillas y hamacas es una de las principales fuentes de financiación del Ajuntament de Campos y, ante la incertidumbre creada, la puesta en marcha del servicio aún no se ha autorizado y los adjudicatarios se muestran expectantes. «El cobro de la concesión esta parado», reconoce la edil.

Por otra parte, tanto Porquer como los explotadores de las concesiones también se muestran preocupados por cómo se tendrá que comercializar el servicio de hamacas.

«Está claro que deberán desinfectarse. Pero, alquiladas una vez, ¿podrán volver a ser utilizadas por otro usuario el mismo día? Obligados a mantener la distancia de dos metros de seguridad, ¿podrá ampliarse la zona de ocupación sobre la arena, o, por el contrario debemos sacar a concurso menos hamacas y sombrillas? Si no dejan ampliar superficie de ocupación y los concesionarios se ven obligados a reducir el número de hamacas, ¿les será rentable o renunciarán a la concesión?», se pregunta Francisca Porquer sin, de momento, haber recibido respuesta alguna por parte de las administraciones supramunicipales responsables de pronunciarse al respecto.

Sea como fuere, la alcaldesa de Campos pide a estas administraciones aclaraciones urgentes y a Demarcación de Costas en concreto que, este año, ‘perdone’ al municipio el canon de 14.000 euros que recauda anualmente.

Los ingresos del párking y la zona azul, 235.000 €, también en el aire

Campos no sólo se ha visto obligado a parar el cobro de los 262.000 euros de la concesión de los chiringuitos, sombrillas y hamacas; sino también a dejar en ‘stand by’ la adjudicación del párking de ses Covetes y de la zona ORA. Por ello ingresa cada año otros 250.000 euros.