Entra en vigor la zona 30 del Vivero y el Rafal en pleno estado de alarma

La zona 30 del Rafal Nou, Rafal Vell y el Vivero ya está en vigor, en pleno estado de alarma, y la velocidad máxima de circulación ha pasado de los 40 a los 30 kilómetros por hora. La zona está limitada por el Torrent Gros, la calle Aragó hasta la vía de Cintura, la vía de Cintura y las calles Biniamar y Son Gibert.

No obstante, las obras no se recepcionarán hasta la semana que viene. Aún se están finalizando pequeños remates en la aceras y terminando la señalización vertical, pero la señalización horizontal está finalizada y la limitación de velocidad ya debe cumplirse.

La idea inicial del Ajuntament era colocar las señales verticales y mantenerlas tapadas para realizar una puesta en funcionamiento a mediados de marzo. Como esto no ha sido posible por la pandemia del coronavirus y el levantamiento del estado de alarma, se ha optado por colocar y no tapar estas señales verticales «por lo que de facto todo el área de la zona 30 ya está operativa», se informó desde el Consistorio.

Esta zona 30 atiende una petición de los vecinos que presentaron a través del proceso de presupuestos participativos. Ha supuesto una inversión de 201.846 euros para la señalización y creación de pasos elevados en 16 puntos de entrada a estos barrios. Esta es la tercera y mayor zona de tránsito pacificado de la ciudad, después de la de Santa Catalina y la de Son Sardina.

El Pacte de Cort tienen la intención de seguir ampliando estas zonas de velocidad restringida porque «así potenciamos la seguridad, especialmente en lugares donde hay entornos escolares, generamos menos contaminación y se fomentan otros medios de transporte como ir a pie, en bici o patinete».

El proyecto incluye también la señalización de un itinerario ciclista para conectar el carril bici de la calle Biniamar con el itinerario ciclista de Son Cladera.