Endurecen las restricciones y adelantan el toque de queda en sa Pobla

El Govern ha decidido este viernes por la tarde adoptar medidas extraordinarias y temporales para frenar la propagación de la COVID-19 en sa Pobla, tal como ha informado la consellera de Salut, Patricia Gómez, tras la reunión que ha mantenido con el equipo de gobierno del municipio y concejales de la oposición para evaluar la situación de la pandemia. Las medidas, que afectan a la circulación de personas en horario nocturno y la actividad en el interior de bares y restaurantes, se publican y entran en vigor este sábado y tendrán una vigencia de 15 días.

Concretamente, en sa Pobla el toque de queda se adelanta a las 22 horas, en lugar de a la medianoche, como está fijado en el resto de Mallorca. Además, los bares y restaurantes no podrán servir en el interior de sus locales, sino que únicamente se podrá consumir en las terrazas, donde el aforo será del 50 por ciento, aunque el Ajuntament de sa Pobla facilitará que se puedan ampliar las mismas para mantener el máximo número de mesas. Las salas de juego permanecerán cerradas.

No obstante, de momento, el municipio no cambia de nivel de riesgo, ya que los técnicos consideran que no es necesario aplicar una restricción de la movilidad perimetral como ocurrió en Manacor, dado que no se observa un efecto impulsor de los contagios alrededor. Asimismo, el nivel 3 aplicado a toda Mallorca permite adoptar medidas específicas como estas, muy dirigidas y que han demostrado resultados a otras localidades.

La consellera y la directora general de Salud Pública y Participación, Maria Antònia Font, se han reunido esta tarde con el alcalde de Sa Pobla, Llorenç Gelabert, y su equipo de gobierno para evaluar la situación epidemiológica en el municipio y las medidas para prevenir los contagios de SARS-CoV-2, los cuales se han multiplicado en los últimos días.

Concretamente, con los datos de pruebas diagnósticas, el pueblo presenta una incidencia acumulada a 14 días superior a los 800 casos por 100.000 habitantes, es decir, más de 13 veces por encima de las cifras que el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades considera de riesgo (60 casos por 100.000 habitantes a 14 días). Por otro lado, la tasa de positividad es superior al 14 % y se encuentra once puntos porcentuales por encima de la recomendación de este organismo, que sitúa un territorio en riesgo epidemiológico cuando esta tasa supera el 3 %.

Además, se debe tener en cuenta que la incidencia acumulada de sa Pobla casi cuadruplica la del conjunto de las Illes Balears, que es de 211,32 casos por 100.000 habitantes, mientras que la tasa de positividad prácticamente triplica la del archipiélago, que es del 5,55%.

«Si no actuáramos y la progresión fuera la que se ha registrado en los tres últimos días, Sa Pobla llegaría a los mil casos por cien mil habitantes», apuntó Gómez, quien reveló que la horquilla de edad con más casos activos está entre 80 y 89 años, y que los brotes tienen su origen en encuentros familiares y sociales, mayoritariamente. De hecho, el Centro de Día ha sido cerrado tras detectarse 10 positivos.

Por este motivo se ha decidido restringir la circulación de personas entre las 22.00 y las 6.00 horas, lo que se hará mediante un decreto de la presidenta. Quedan, por tanto, prohibidos todos los desplazamientos y la circulación por las vías públicas durante este horario excepto los desplazamientos de carácter esencial, debidamente justificados.

Aunque no se fija un cierre perimetral como sí se ordenó en Manacor, el decreto recomienda que se eviten las entradas y salidas del municipio salvo por las necesidades más esenciales. Se recomienda asimismo que la población permanezca en su casa y se desaconsejan los desplazamientos y la realización de actividades no imprescindibles, así como los encuentros sociales.

Cierre de espacios interiores en bares, restaurantes y salas de juego y apuestas

En cuanto a los establecimientos que ejercen la actividad de restauración y los establecimientos de juegos y apuestas, se ha decidido el cierre de los espacios interiores. El alcalde, Llorenç Gelabert, apuntó que se permitirá ampliar las terrazas hasta un 50 por ciento y que aquellos locales que no disponen de ella, pueden solicitar montar mesas en la calle. «Vamos a colaborar en todo lo posible para tumbar la curva y a la vez, ayudar a los negocios locales a afrontar la situación», añadió.

Hay que recordar que el nuevo Plan de Medidas Excepcionales de Prevención, Contención y Coordinación para Hacer Frente a la Crisis Sanitaria Ocasionada por COVID-19, aprobado por el Acuerdo del Consejo de Gobierno de 27 de noviembre de 2020, establece que, en el nivel de alerta 3 y, en función de la evolución de la situación epidemiológica, la autoridad sanitaria podrá proponer el adelanto del horario de cierre y / o la prohibición de uso de los espacios interiores de estos establecimientos.

A pesar de la limitación anterior, la autoridad municipal, siempre que el tráfico rodado no se vea imposibilitado, podrá autorizar la ocupación de vía pública destinada al tránsito rodado o estacionamiento de vehículos, inmediatamente adyacente a las terrazas o fachada de los locales destinados a restaurantes, bares o cafeterías, para su empleo provisional con mesas, como terraza de estos locales.

En ningún caso la suma de las plazas de las terrazas o los espacios exteriores ocupados ordinariamente por el local y las autorizadas provisionalmente podrá exceder del aforo ordinario de la terraza del local, o en el caso de que éste no disponga ordinariamente de terraza, del 50 % del aforo ordinario autorizado del local. Estas plazas provisionales de terraza quedan sometidas a las mismas reglas de disposición, máximo de ocupación de mesas y distancias que las plazas ordinarias.

Cribado poblacional

A partir del domingo y hasta el 9 de diciembre se realizará un cribado con test de antígenos a mayores de 16 años, residentes y no residentes que trabajen en el pueblo (incluidos los docentes). La toma de muestras se realizará en la nave que hay ubicada en la carretera de Pollença 4-6 y sólo se requiere presentar el DNI o el NIE). No hace falta cita previa.

Este será el primer cribado con test de antígenos que se haga en las Illes Balears. Los cribados con test de antígenos están indicados por las principales instituciones sanitarias y sociedades científicas cuando la incidencia de COVID-19 en un territorio acotado es elevada, como es el caso de sa Pobla.

Además, ayuntamiento y Conselleria de Salut colaborarán para hacer intervenciones comunitarias informativas y piden a los habitantes del municipio que extremen las medidas de seguridad (uso correcto de la mascarilla, lavando de manos, mantenimiento de la distancia mínima interpersonal de 1,5 metros y buena ventilación de los espacios cerrados).