En uno de cada cuatro centros educativos de Baleares se pasa frío

El sindicato STEI ha denunciado que más de un cuarto de los centros educativos baleares pasan frío, independientemente de la pandemia de coronavirus que obliga a ventilar las aulas con mayor frecuencia.

Según apunta el sindicato educativo en un comunicado, esta situación solo se puede atajar con la instalación por parte de la Conselleria d’Educació de sistemas de ventilación forzosa en todos los centros de las Islas.

STEI Intersindical ha sondeado hasta 107 centros públicos con representación proporcional de todas las Islas para conocer su situación, en relación a las cuestiones de ventilación, instalación de medidores de dióxido de carbono.

Sobre la calefacción, el 26 % de los centros revelan problemas de funcionamiento graves. En este principio de curso han estado muchas veces por debajo de los 17º C debido a las órdenes de la Conselleria de ventilar, en ausencia de un sistema de ventilación forzoso, del que carecen hasta en 8 de cada 10 centros.

El sindicato apunta que el mismo problema sucede en verano, con temperaturas por encima de lo permitido y recomendable.

Así, STEI reclama al Govern que responda con celeridad a todos los problemas de climatización y ventilación, hacer llegar los medidores de CO2 a aquellos centros que carecen de ellos y dotar de sistemas de frío y calor allí donde no disponen de los mismos.