El tierno gesto de una cuidadora con un anciano

El confinamiento es duro. Sobre todo para esas personas que no tienen con quién compartir su soledad. Es el caso de Ken Benbow, un anciano de 94 años que vive en una residencia de ancianos de Preston, Reino Unido. En 2019 perdió a su mujer, y una de sus cuidadoras, Kia Mariah, ha querido tener un detalle con él.

La residencia Thistleton Lodge ha querido dejar constancia de que son conscientes de que, en estos momentos, «nuestros residentes están echando de menos a sus seres queridos», y han compartido el gesto que Kia Mariah tuvo con Ken Bendow.

La cuidadora le regaló un cojín con la foto de su esposa, lo que provocó las lágrimas del anciano que agradeció esta muestra de cariño.