El pirómano ataca de nuevo y provoca dos incendios en La Soledat y Can Valero

Los pirómanos vuelven a la carga. A la 01:09 de la madrugada de este jueves, los servicios de emergencia eran alertados de que en las inmediaciones de la calle Brotad esquina con Fornaris, a escasos metros de la antigua fábrica de Can Ribas, en La Soledad, había un contenedor y unas maderas envueltas en llamas.

Rápidamente, agentes de la Policía Local de Palma, Cuerpo Nacional de Policía y los Bombers de Palma se personaban en el lugar y sofocaban las llamas. «Con un toque de queda en vigor y la prohibición de salir a la calle desde las 00:00 horas hasta las 06:00 horas está claro lo que ha sucedido. Los contenedores no arden solos», apuntaba uno de los integrantes del operativo de emergencia.

Poco después, concretamente a las 03:25 horas de la madrugada, los bomberos eran activados de nuevo. En esta ocasión se trataba de un vehículo que se encontraba en un descampado ubicado cerca del Polígon de Can Valero de Palma. De nuevo, policías y bomberos acudieron al lugar del incendio y lograron sofocar las llamas.

El Grupo de Atracos de la Policía Nacional ya se ha hecho cargo de la investigación de estos dos sucesos registrados en la capital balear y que todo apunta que es obra de uno o varios pirómanos.

Se sospecha que los incendiarios que están detrás de estos hechos delictivos son personas que les gusta el riesgo. Al encontrarnos en un estado con movilidad de movimiento restringida por las noches, cualquier presencia de personas en la calle resulta muy sospechosa. Por ese motivo, su identificación y posterior detención puede resultar mucho más rápida que en ocasiones anteriores.