El PI propone una rebaja del sueldo de los altos cargos de un cinco por ciento

El PI ha presentado una enmienda a los Presupuestos del Govern para el año que viene que propone una rebaja del cinco por ciento en el sueldo de todos los altos cargos del Govern.

Los representantes de partido insularista consideran que en un momento crítico para los ciudadanos de las Islas, con muchos de ellos en ERTE y otros en el paro debido a la crisis generada por la pandemia, es imprescindible que los políticos den ejemplo y se recorten el sueldo como gesto de empatía hacia los ciudadanos.

La propuesta del PI, presentada como enmienda a los Presupuestos propone que el sueldo de la presidenta sea de 65.630,45 euros frente a los 69.084 que percibe este año, cantidad que se mantiene sin cambio para el año que viene.

Otros cargos

La propuesta del PI es que el vicepresident y los consellers cobren 57.922,81 euros, cuando la previsión es que cobren 60.971 euros al año. Los directores generales cobrarán el año que viene 51.338 euros, pero la propuesta del PI es que perciban 48.771 euros, el cinco por ciento menos que se propone para todos los altos cargos.

Esta rebaja se aplicará a todos los altos cargos, lo que incluye al interventor de la Comunitat, el director gerente del IB-Salut y los miembros de la Sindicatura de Comptes, pero hay una salvedad importante con respecto al director de la Oficina Anticorrupció: los Presupuestos prevén que Jaime Far cobre el año que viene 94.096 euros al año, lo mismo que los síndics de Comptes, pero el PI rebaja esta cantidad hasta los 69.483 euros, una cantidad sensiblemente inferior a la que cobrará el año que viene, pero incluso así es superior a la de cualquier conseller.

La propuesta del PI llega en plena pandemia, con miles de trabajadores en ERTE, y en un panorama económico en el que el Govern ha aprobado la congelación del sueldo de los funcionarios durante 2019 y 2020.

El PI calcula que el ahorro general para las arcas de la Comunitat si se aprueba su propuesta rondará los 500.000 euros, que se sumarán a los 57 millones de euros de ahorro generado por la congelación general de sueldos de funcionarios y empleados públicos.

El Parlament se ha sumado a la propuesta planteada por el Govern y también los diputados y personal de la Cámara se quedarán el año que viene con los sueldos congelados. Tampoco aumentarán las dietas a los diputados.