El mercado de Pere Garau, abarrotado y sin distanciamiento social en pleno estado de alarma

Más de 40 días de confinamiento se hacen difíciles de llevar. Mientras las cifras de contagios y fallecidos por coronavirus en Baleares se mantienen en descenso, la desescalada para recuperar una nueva normalidad se vislumbra a los lejos.

A pesar de que salir a hacer la compra es una de las actividades permitidas durante el estado de alarma, este viernes se han compartido a través de las redes sociales un vídeo del mercado de Pere Garau abarrotado. Nada de distanciamiento social y colas interminables en los puestos. Una imagen muy similar a la que podría verse antes de la llegada de la pandemia.

Toni Bennàssar, presidente de la Associació sa Creu Vermella, ha denunciado la situación del mercado municipal a través de Twitter. En el mensaje reclama más presencia policial en un espacio tan concurrido, además de cumplir las medidas de seguridad como son mantener las distancias entre personas y el control de aforo.

Por su parte, el alcalde de Palma, José Hila, ha informado a través de la red social que hablará con los servicios de mercados para que revisen la situación. «Es muy importante mantener la distancia social», ha recordado.