El Mallorca tiene el cuarto límite salarial más alto de Segunda

El RCD Mallorca es esta temporada uno de los equipos más poderosos de Segunda. El club balear maneja el cuarto límite salarial más alto de la categoría (19 millones de euros), eso si, a una distancia considerable del RCE Espanyol, que dispone de 45’3 millones para invertir en su plantilla.

El Almería, propiedad del ministro saudí Turki Al-Sheikh, es el segundo equipo con mayor tope salarial de la competición. Sus 27’5 millones le sitúan ligeramente por encima del Leganés (26’7) y le confirman como uno de los ‘nuevos ricos’ de la categoría.

Al-Sheikh es la cabeza visible de un grupo que opera bajo el paraguas del gobierno de Arabia Saudí. Asesor de la Corte Real saudí, tiene rango de Ministro, y aquirió la mayoría accionarial del Almería en agosto de 2019 por unos 20 millones de euros, además de hacerse cargo de la deuda que arrastraba el club andaluz.

El Espanyol también vive desde hace varias temporadas abrigado económicamente por Rastar Group, una empresa asiática que se dedica a la fabricación de juguetes electrónicos y videojuegos online. Chen Yansheng, fundador y presidente de Rastar Group, adquirió en enero de 2016 el 56% de los títulos de la entidad blanquiazul. Después de 115 años de historia el Espanyol estaba en manos extranjeras.

El Leganés, otro recien descendido, es este curso el tercer equipo que más ha podido gastar en la elaboración de su plantel. Con el técnico mallorquín Pep Lluís Martí en su banquillo, el ‘Lega’ tiene este año 26’7 millones de euros de límite salarial. El conjunto madrileño, al igual que Espanyol y Mallorca, cuenta con una ayuda de la La Liga por su reciente travesía en Segunda.

Espanyol, Almería, Leganés y Mallorca están muy por encima del resto de equipos de la categoría, a excepción del Rayo Vallecano, que con 16’4 millones también puede presumir de músculo financiero.