El Mallorca gana en Cartagena y es líder provisional de Segunda

El Real Mallorca es líder provisional de Segunda División tras la victoria en Cartagonova (1-2) ante el Cartagena y a falta del encuentro que debe disputar el Espanyol en Leganés. Una victoria del conjunto de Vicente Moreno devolvería a los rojillos a la segunda plaza, pero por ahora y tras el choqe nocturno en Cartagena, el once balear mira al resto de equipos desde la cima de la tabla.

Fue un partido raro y que se abrió gracias a un penalti señalado por el VAR y que materializó Dani Rodríguez y que se cerró con otra pena máxima que marcó Lago Junior. Ambos en la segunda parte. El Cartagena acortó distancias sobre la bocina anotando el uno a dos y tuvo incluso el empate en el descuento en un cabezazo de Alex Martín. Nervios y sufrimiento, pero líderes al final

En la primera parte el Mallorca protagonizó un buen arranque. El once de García Plaza se sentía cómodo en el campo, no sufría y mandaba de principio a fin. Era el partido perfecto contra un rival que dejaba jugar, que se iba haciendo pequeño a medida que los minutos circulaban por el cronómetro. Pocas veces se encontrará el conjunto bermellón un rival tan endeble y que deje hacer tanto en tan poco tiempo. Los baleares tenían el control, la posesión, tenían incluso llegadas, pero no marcaban. El primero en intentarlo fue Joan Sastre que lanzó un misil desde la frontal al que respondió Bulka en dos tiempos. Fue el primer aviso de un Mallorca que tenía en Reina a un espectador de excepción.

El Cartagena no parecía muy dispuesto a cambiar su rol y los de García Plaza seguían dando fortaleza a su condición de favorito. Sin embargo, se notaban en exceso la ausencias de Salva Sevilla y Ruiz de Galarreta. Se nota cuando los jugadores más en forma no están en el campo y más en una línea tan comprometida y con tanto protagonismo como la zona ancha. Febas no mandaba y Baba iba y venía pero sin demasiado concierto. Pero aún así el Mallorca era mejor. Pese a la incertidumbre de Lago por la banda y a la poca capacidad de Murilo por la otra. Precisamente ambos jugadores se estorbaron en otra de las aproximaciones claras de cara a gol que tuvo el Mallorca. Fue de nuevo Sastre quien levantó la cabeza y midió su centro para colocar el balón en esa zona donde la defensa duda, el portero se esconde bajo el larguero y los dos hombres situados en punta no saben resolver. La pelota pasó sin que nadie acertara a tocarla. Fallar ese tipo de ocasiones es perdonar la vida. Y el Mallorca la estaba perdonando.

El marcador seguía siendo de cero a cero y el Cartagena, viendo que su invitación de buena concordia no era correspondida, decidió dar un paso adelante y probar si Reina es tan bueno como dicen los periódicos. Y lo es. Le puso a prueba David Simón en un disparo envenenado dentro del área al que respondió con acierto el malagueño. El guardameta hacía lo mejor que sabe hacer: salvar a su equipo de encajar un gol. Se equilibró el choque o mejor dicho dejó el Mallorca que se equilibrara. Un par de situaciones broncas imprimieron cierta chispa al choque que se volvió a equilibrar en cuanto a las aproximaciones. Una de Dani Rodríguez en el 43 y otra de Carlos David en el 45 cerraron la función en el primer tiempo.

En la segunda parte el plan de ambos equipos fue el mismo que el de la primera: el Mallorca buscaba el área rival y el Cartagena trataba de evitar que el equipo rojillo llegara. Así de claro. Y cuando eso sucede pueden ocurrir cosas en el área, cosa como un corner, una falta o que el VAR actúe cuando menos te lo esperas y eso es lo que ocurrió. En una acción aislada el balón centrado desde la derecha fue rechazado por Carlos David con el codo y el videoarbitraje entró en acción. El colegiado fue reclutado para ir al monitor y cuando lo vio no dudó y señaló penalti. Dani Rodríguez lanzó y no falló. Cero a uno y tres puntos que situaban al Mallorca líder provisional. Mejor imposible. El Mallorca tiene ese don mágico que le lleva a que las cosas se le pongan de cara esta temporada y más si el rival no tiene el oficio suficiente para moverse por Segunda. Porque esto es lo que le ocurrió a Carlos David. El jugador del Cartagena en su intención de despejar un balón centrado al interior del área cometió dos penaltis, el primero por tocar el balón con la mano y el segundo por una patada sobre Alegría. Roja, expulsión y pena máxima. Lago tomó el balón y marcó. Cero a dos y partido resuelto. Increíble, pero cierto. Más líderes.

Pero tocaba sufrir. Y se sufrió. Y cómo se sufrió. En una acción a la contra el Cartagena se plantó frente a la frontal del área de Reina y ahí Elady lanzó un balonazo imposible para Reina. 1 a 2 y nervios. Y más nervios. Inmediatamente después corner para el equipo local y el susto fue de los grandes tras rematar Alex Martín un balón que salió pegado a la madera. Pulsaciones a mil. No hubo tiempo para más. El Mallorca es líder. Puede seguir siéndolo hoy, pero ya depende del Espanyol.

FICHA TÉCNICA

Cartagena: Bulka, David Simón, Carlos David, Rhyner, De la Bella, Nacho Gil (Harper min.73), Carrasquilla, José Angel (Clavería, min.53), Cayarga (Gallar, min.53), Rubén Castro y Elady.

Real Mallorca: Reina, Sastre, Raíllo, Valjent, Oliván, Febas, Baba (Galarreta, min.59), Murilo (Mboula, min.70), Lago Junior (Sánchez min.82), Dani Rodríguez (Sedlar, min.82) y Alex Alegría (Amath, min.82).

Goles: 0-1, Dani Rodríguez de penalti, min.68; 0-2, Lago de penalti, min.80 y 1-2, Elady, min.89.

Árbitro: Avalos Barrera. Amarillas para Baba, Harper y José Angel. Expulsó a Carlos David en el minuto 78 con roja directa.