El Govern pedirá que Menorca e Ibiza entren en fase 1 desde el 4 de mayo

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha anunciado que pedirá este jueves al Gobierno que se permita que, además de Formentera, también Menorca e Ibiza puedan iniciar la fase 1 de desconfinamiento con apertura interna el 4 de mayo. El Govern estaba pendiente en la noche de este miércoles que el Consell de Ibiza analizara si consideraba que se solicitara su entrada en la fase 1 el día 4 de mayo, como quería el Govern, de cara a recuperar progresivamente la normalidad alterada por la pandemia de coronavirus.

Finalmente Vicent Marí, tras hablar con alcaldes y agentes sociales, ha respondido de manera afirmativa a incluir a Ibiza en el listado de islas que, de acuerdo con los criterios técnicos, sanitarios y científicos del comités de expertos del Govern, están en condiciones de adelantar su entrada en la fase 1 de desconfinamiento.

En cuanto a Mallorca, Armengol ha expresado que entrará en fase 0 el próximo lunes 4 de mayo y se preparará para su entrada en fase 1.

El Govern ya prepara el desconfinamiento en Mallorca para el día 11

La petición se basa en la situación sanitaria de dichas islas, ha dicho Armengol. La presidenta ha dicho que, en las dos últimas semanas, los pacientes con COVID-19 hospitalizados han bajado un 28 % en Baleares, y en el caso de Menorca e Ibiza un 50 %; y los ingresados en UCI han descendido un 30 %, y en el caso de Menorca no hay ingreso en cuidados intensivos desde el 5 de abril y en Ibiza desde el 7 de abril.

En cuanto al control de pacientes que realiza Atención Primaria de los casos activos, se han reducido un 44 % en dos semanas en Baleares; el 64 % en Ibiza y Formentera, y del 96 % en Menorca que han pasado de 28 casos controlados a solo uno, ha destacado Armengol.

La presidenta ha destacado que por primera vez desde hace un mes Baleares está por debajo de 500 casos positivos activos, y con menos de 300 hospitalizados en Mallorca. Además ha destacado que «la afectación de la enfermedad en Menorca, Ibiza y Formentera es muy baja».

Si el Ministerio de Sanidad lo autorizara, significaría que estas islas (Menorca y Formentera, e Ibiza si lo admite) se permitirían actividades como contacto social entre grupos reducidos de personas «pero no con las más vulnerables» como mayores y personas con patologías; y se ofrecería al pequeño comercio la posibilidad de abrir, y a las terrazas de restauración en un tercio de capacidad, así como los mercados al aire libre.

También supondría que los hoteles podrían abrir pero únicamente como alojamiento y no en sus zonas comunes, podrían abrir bibliotecas, museos y la celebración de eventos culturales, actividades de turismo activo y del ámbito agroalimentario y pesquero.

Podrían abrir los centros de alto rendimiento deportivo y además quienes viven juntos podrían empezar a ir en el mismo vehículo, podrían empezar los velatorios con un número limitado de familiares y se recuperarían el transporte urbano e interurbano.

Si el Gobierno lo aceptara, Armengol ha anunciado que el Govern intensificaría las medidas de control sanitario en puertos y en los aeropuertos de las islas donde comenzara esa fase 1.

Armengol ha insistido en solicitar al Ministerio de Sanidad que escale los horarios de las salidas de los niños y de las personas mayores para evitar aglomeraciones y evitar al máximo los contagios. Ha hecho énfasis en la importancia de que la población cumpla con las medidas higiénicas como el lavado de manos, el uso recomendable de las mascarillas en espacios cerrados o el mantenimiento de la distancia social.

A lo largo del día, la presidenta del Govern se ha reunido con el comité de expertos de la desescalada en Baleares, con el comité de seguimiento, y ya por la tarde, con los presidentes de los consells insulars de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, el alcalde de Palma y el presidente de la FELIB.