El Govern interviene las residencias Domus Vi Santanyí y la del Hospital de Llevant

La Consellería de Salut ha ordenado este martes la intervención de dos residencias más de Mallorca. Concretamente, la residencia del Hospital de Llevant, en Porto Cristo, donde se ha localizado un brote que afecta a 10 usuarios y tres trabajadores (en total tiene 58 residentes y 36 trabajadores), y la residencia DomusVi Santanyí, tiene cuatro de sus 155 residentes contagiados de coronavirus, así como 4 de sus 98 de sus profesionales.

Durante 20 días, Salut tendrá el control de la gestión sanitaria asistencial en todos los procesos relacionados con la COVID-19 de ambos centros. Además, se ha designación a una misma coordinadora sanitaria por las dos residencias; sus funciones son controlar, coordinar y dirigir la actividad asistencial sanitaria del centro, dirigiendo el equipo de personal de las residencias y, en su caso, el que asigne el Servei de Salut.

«A partir de ahora, el personal, el equipo directivo y la titularidad de estos centros, así como los propios residentes, se regirán por las indicaciones de la coordinadora en los procesos sanitarios relacionados con la COVID-19», han manifestado desde Salut.

Salut ha informado que «a día de hoy se está produciendo un importante aumento de los casos confirmados de COVID-19 en las Islas, y desgraciadamente buena parte de estos casos se han producido de nuevo en residencias de ancianos».

En este sentido, ha señalado que «hay que tener en cuenta que son centros sociales en los que se cuida a las personas que no pueden hacerlo por sí mismas» y ha precisado que los trabajadores «son expertos en cuidados, pero no en procedimientos sanitarios. Y requieren de ayuda y soporte para implementar el aislamiento en sus diferentes formas (aislamiento de contactos estrechos y de cohortes de pacientes positivos) para garantizar el freno inmediato de la transmisión del virus dentro de la residencia, que acoge a la población más vulnerable y de mayor riesgo para esta epidemia».

«Dada esta situación, las residencias necesitan apoyo para poder implementar sus correspondientes planes de contingencia con seguridad: sectorización de manera adecuada del centro, procesos de aislamiento adecuados según los resultados de las pruebas (zona de positivos, zona de contactos estrechos, zona de contactos estrechos con síntomas) para atender a los residentes con COVID-19 así como en el resto con todas las medidas recomendadas».

Ocho residencias intervenidas desde el inicio de la pandemia

Desde el principio de la pandemia, el equipo de Coordinación sociosanitaria (formado por directivos de los consells insulares de Menorca , Ibiza, Formentera, del IMAS y de las Consellerias de Serveis Socials y Salut) hacen un seguimiento diario de la situación en los centros, que deben disponer de un plan de contingencia y cumplirlo.

Hay que recordar que hasta ahora el Govern ha intervenido ocho residencias para ancianos desde el inicio de la pandemia (Bell Entorn, Seniors Inca, DomusVi Can Carbonell y Reina Sofía -esta en Ibiza- durante la segunda ola; y Oasis y DomusVi Palma durante la primera.

También se tomó el control sanitario de la Nova Residència del Patronat Joan XXIII de Inca para personas con discapacidad intelectual. A estas alturas quedan, con intervención activa, las de DomusVi Can Carbonell y Reina Sofía, además de las dos intervenidas a partir de este martes.

Actualmente, en las residencias de la tercera edad de Baleares hay 96 usuarios con contagio activo, 71 de los cuales hospitalizados, así como 83 profesionales contagiados.