El Govern interviene la residencia de Marratxí DomusVi Can Carbonell

La Conselleria de Salut, de acuerdo con el Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), ha ordenado este viernes la intervención de la residencia privada «DomusVi Can Carbonell» de atención a personas mayores con el fin de frenar los contagios de la COVID-19 y garantizar la atención adecuada a los usuarios.

La decisión de asumir el control del centro ubicado en Marratxí se produce después de que se haya detectado un brote en estas instalaciones que afecta a 17 de los 117 residentes, así como a 5 de los 110 trabajadores de la residencia. Los 17 usuarios han sido hospitalizados.

Como parte de las tareas de vigilancia permanente y coordinada que el Govern y el Consell de Mallorca hacen de la evolución de la pandemia en las residencias de Baleares, el día 1 de noviembre se llevó a cabo un cribado del conjunto de residentes y del personal del centro, y con estas pruebas se localizaron 11 usuarios positivos y 2 trabajadores.

Desde entonces hasta ahora otros 6 usuarios y 3 trabajadores más han positivizado, dando de momento un balance de 22 casos confirmados en total. Como consecuencia, además, hay 47 usuarios aislados por contacto estrecho y 7 trabajadores.

Dada esta situación, la residencia necesita apoyo para poder implementar el plan de contingencias con seguridad: sectorización de manera adecuada del centro, procesos de aislamiento adecuados según los resultados de las pruebas (zona de positivos, zona de contactos estrechos, zona de contactos estrechos con síntomas) para atender a los residentes con Covid-19 así como en el resto con todas las medidas recomendadas.

Así, pues, la consellera de Salut, Patricia Gómez, ha ordenado, durante un período de 20 días, el control de la gestión sanitaria asistencial en relación con todos los procesos relacionados con la COVID-19 de este centro de carácter residencial.

Asimismo, se ha designado una coordinadora sanitaria, cuyas funciones son controlar, coordinar y dirigir la actividad asistencial sanitaria del centro, dirigiendo el equipo de personal de la residencia.

Hay que recordar que ahora el Gobierno ha intervenido hasta ahora 6 residencias para personas mayores desde el inicio de la pandemia (Bell Entorn y Seniors Inca durante segunda ola, y Oasis y DomusVi Palma en la primera, todas en Mallorca. Y desde hace una semana Reina Sofía, en Eivissa). También se tomó el control sanitario de la Nova Residencia del Patronato Juan XXIII de Inca para personas con discapacidad intelectual

Actualmente, en las residencias para personas mayores de Baleares hay 78 usuarios con contagio activo, 56 de los cuales hospitalizados, así como 59 profesionales contagiados.