El estricto protocolo de la vuelta al ‘cole’ en China

La reanudación de las clases en China se ha hecho de forma gradual y diferenciada por territorios. En las provincias del país menos afectadas las clases se retomaron hace algunas semanas, mientras que en Wuhan, epicentro de la pandemia del coronavirus, hace solo unos días.

En todo el país, primero lo han hecho los más mayores y, después, los de primaria y preescolar. En todos los centros educativos se lleva a cabo un estricto protocolo de seguridad antes de entrar a las aulas. Se realizan controles de temperatura a la entrada y la salida de los centros, se mantiene una mesa libre de separación y todos los estudiantes acuden a clase con mascarillas.

Antes de entrar en el colegio de uno en uno, los alumnos deben pasar por el control de fiebre, el cambio de mascarilla, pasar una máquina de ozono y lavarse las manos con líquido desinfectante.

Otra de las iniciativas, es la que se ha llevado a cabo en la ciudad oriental de Hangzho, los niños de primer, segundo y tercer grado de primaria y vuelven al ‘cole’ ataviados con unos curiosos sombreros con grandes alas laterales de más de un metro para mantener el distanciamiento con sus compañeros.

Los profesores del centro pidieron a los padres que ayudasen a sus hijos a confeccionarlos y la creatividad de los niños, que aparecieron en clase con gorros coloridos de todo tipo de formas y materiales, desbordó todas las expectativas.