El Consell iniciará las labores de reforma y mantenimiento del Sindicat de Felanitx

La próxima semana está previsto que empiecen las obras de reforma del antiguo Celler Cooperativo de vino, es Sindicat, de Felanitx. Desde hace meses los técnicos del Consell de Mallorca trabajan planificando todas las tareas que se tienen que ir desarrollando en el vetusto edificio construido hace 100 años y que desde hace unos treinta está cerrado y abandonado. El último año se ha redactado un exhaustivo estudio histórico y levantando la planimetría (el edificio tiene unos 6.500 metros cuadros construidos y en algunos espacios varias alturas). Trabajos previos a las intervenciones estructurales que ahora empezarán por fases.

En estos momentos, según han explicado desde el Consell, hay tres actuaciones planeadas, que superan los 900.000 euros; dinero que procede de los fondos estatutarios, «el proyecto del Sindicat no está parado ni lo ha estado, porque antes de empezar unas obras tan complejas hay toda una serie de estudios y trabajos previos a realizar», han explicado fuentes de la institución insular para rebatir las declaraciones que desde el Partido Popular hicieron la semana pasada quejándose de que no había programada ninguna intervención en los presupuestos del Consell para el 2021.

Para la próxima semana está previsto que se inicien las obras en la sala conocida como la de prensado, en referencia al trabajo que allí se realizaba con las uvas. A ello se destinaran 79.000 euros. Se trata de unos trabajos considerados de emergencia por el mal estado en que se encuentra uno de los pilares. Por ello, se apuntalará la zona y se colocarán anclajes en varios muros, además de substituir dos pilares muy dañados que amenazan peligro, principalmente uno de ellos.

También este mismo mes de diciembre se ha contratado personal de vigilancia y seguridad para reforzar la protección del edificio y garantizar que no pueda acceder nadie al interior del recinto. Aunque ya se levantó hace algunos meses un cercado con vallas alrededor del perímetro del edificio se realizará un mantenimiento de este vallado.

Más adelante, tal vez el próximo año, se ha programado una importante inversión cercana a los 900.000 euros. Se trata de un proyecto redactado durante este año y medio que el Sindicat ya ha sido propiedad del Consell de Mallorca. Para ello se ha contratado a un arquitecto especialista en estructuras y que incluye, entre otras actuaciones, la retirada de toneladas de fibrocemento con amianto (conocido popularmente como uralita); un proyecto con un coste relativamente elevado debido a la seguridad y condiciones entorno al tratamiento del material durante todo el proceso. En una de las naves (la antigua embotelladora que es más grande que un pabellón polideportivo) hay kilos y kilos de uralita, además de otros restos y basura que con los años los incívicos han ido ‘escondiendo’ allí.

Otras intervenciones previstas y necesarias son una limpieza a fondo del entorno del edificio, además de seguir con las tareas de desbroce que ya se hicieron y la adecuación del entorno.