El Consell da luz verde a la eliminación del punto negro del cruce de Camp de Mar

Tras años de demandas ciudadanas e idas y venidas entre instituciones, el departamento de Mobilitat i Infraestructures del Consell de Mallorca da luz verde a la aprobación del proyecto viario que acabará con la siniestralidad en el punto negro de la carretera Ma–1 de Palma a Andratx en su cruce con la que conduce a Camp de Mar. El grueso de las obras, presupuestadas en 1,9 millones de euros, consistirán en la construcción de una rotonda y una vía verde hasta Andratx.

La nueva rotonda dispondrá de dos carriles de acceso directo, uno en sentido Palma–Andratx, y otro, manteniendo el trazado existente, en sentido Andratx–Camp de Mar. Para mantener una adecuada iluminación, se añadirán ocho nuevos puntos de luz a la intersección viaria y la dotación de luminarias de bajo consumo. El conseller insular de Mobilitat i Infraestructures, Iván Sevillano, recuerda que «se trata de una actuación reclamada durante muchos años». En los últimos meses, su departamento se ha reunido con diferentes asociaciones y vecinos para explicar el proyecto y su compromiso de ejecutarlo en los próximos meses.

Asimismo, Sevillano apunta que no sólo se actuará el cruce, «sino que se ha apostado también por la movilidad sostenible», ya que se construirá una vía verde de 2,5 kilómetros para peatones y ciclistas aprovechando tramos de la carretera vieja Palma–Andratx, interconectando varios núcleos urbanos.