El ‘boom’ de la Formación Profesional

La Formación Profesional (FP) está viviendo en Baleares un auténtico boom. Atrás quedan los años en que la FP era la opción para los alumnos fracasados o para evitar que los malos estudiantes abandonaran prematuramente los estudios y pudieran, como mal menor, aprender un oficio. Los tiempos han cambiado y nos encontramos con empresas que están demandando trabajadores cualificados con la FP, mientras que los universitarios, con excepciones, afrontan un futuro laboral lleno de incertidumbres.

Con los últimos datos actualizados, los estudiantes de las Islas matriculados en FP son más de 19.500, un máximo histórico y casi 3.000 más que el año pasado. Ante esta situación, la Conselleria d’Educació ha puesto en marcha una oferta extraordinaria de plazas. Concretamente, se trata de 690 plazas más que se suman a las 990 creadas a principio de curso, por lo que ya son 1.680 más que en 2019.

Formación Profesional
Alumnos del grado superior de vitivinicultura, en el laboratorio.

El director general de FP i Ensenyaments Artístics Superiors, Antoni Baos, destaca que «las nuevas plazas atienden las listas de espera de mayor demanda y los ciclos que muestran una mayor inserción laboral. Cabe recordar que las solicitudes en Baleares sólo para cursar el primer curso de los estudios de FP han superado las 17.000, cinco mil más que en 2019».

La oferta extraordinaria supone la creación de 9 grupos, totalizando 36 nuevos en este curso, y la incorporación de 17 docentes más. Con los 65 nuevos docentes de FP desde el inicio del presente curso, totalizan 82 profesionales más en la plantilla de su profesorado. De las 690 plazas extraordinarias para alumnos, 540 se impartirán a distancia a través del Institut d’Ensenyaments a Distància de les Illes Balears.

Fondos europeos

A todo ello, se añade que la Conselleria prepara la presentación, para su financiación con cargo a fondos europeos, de ocho centros integrados de FP (que imparten titulaciones y acreditan certificados de profesionalidad) por un importe global de unos 60 millones de euros. Baos señala que «tenemos que preparar los proyectos y su justificación, y estudiar con empresas, ayuntamientos y otras entidades e instituciones las posibilidades de ubicación».

Formación Profesional
Estudiantes de mantenimiento de vehículos examinan un motor.

Para el director general, la apuesta por la FP responde a «su puesta en valor como opción académica y laboral de presente y futuro, vía de educación postobligatoria y consolidación de itinerario académico que puede desembocar en la universidad con la convalidación de asignaturas».

Desde el punto de vista presupuestario, la dotación para las 690 nuevas plazas de FP se ha cuantificado en 890.000 euros, que se añaden a la inversión de 10,7 millones de euros que, a través del Programa de Cooperación Territorial Extraordinario, impulsado por el Ministerio, se podrán invertir en este tipo de formación en Baleares.

De esta manera, la FP de las Islas dispondrá de un total de 11,6 millones de euros para crear nuevas plazas, acreditar competencias profesionales, formación del profesorado, emprendeduría y conversión de aulas en espacios de tecnología aplicada.

La nueva oferta extraordinaria de plazas de FP permite el crecimiento de ciclos formativos de las familias de Sanidad (en particular, curas auxiliares de enfermería y emergencias sanitarias, de manera presencial) y Farmacia y Parafarmacia (estudios modulares a distancia).

Familias

En la familia de Servicios Socioculturales a la Comunidad, se aumenta la oferta de integración social y atención a la dependencia (en este último caso, presencial y a distancia). Por su parte, en la FP dual (combina formación en el centro y aprendizaje con contrato en una empresa) se aumentan las plazas de mantenimiento de embarcaciones, estética y belleza, y administración, gestión y finanzas.

Con datos de 2019, la inserción laboral de los titulados en FP de Baleares es del 63,5 % al año de la finalización de los estudios y del 76,4 % a los tres años. Por familias profesionales, Instalación y Mantenimiento (vivienda, climatización, industrial) alcanza el 86,8 % de inserción laboral al año de finalizar los estudios. En torno al 70 % o más se encuentran Edificación y Obra Civil, Sanidad, Transporte y Mantenimiento de Vehículos, e Industrias Agroalimentarias. La familia profesional con menos inserción es Actividades Físicas y Deportivas, con un 40 %. Curiosamente, Instalación y Mantenimiento, con la más alta inserción, era el año pasado de los estudios con menos demanda, y Actividades Físicas y Deportivas, con la menor inserción, tenía mucha demanda. El 15 % % de los titulados de FP de grado superior tienen 30 o más años, por lo que se mejora la preparación de los trabajadores en franjas superiores de edad, se recupera a personas que habían abandonado los estudios y se ofrecen más garantías de accesibilidad al empleo.

Por otra parte, Educació implantará los llamados másters de FP, cursos de especialización que completarán las competencias de los titulados de grado medio o superior. Durarán de 300 a 700 horas. Asimismo, se crearán nueve aulas de emprendeduría para facilitar la creación de microempresas de autoocupación. La FP no sólo se amplía en cantidad, también lo hace como concepto.