El ATB activa su maquinaria

Tras vivir su particular catarsis de los playoffs de ascenso y dar carpetazo al ejercicio 2019-20, el Atlético Baleares ya ha activado su maquinaria para dar forma a su próximo proyecto en la categoría de bronce. El club blanquiazul intensifica las gestiones para atar a los jugadores de la plantilla que entran en sus planes y ya ha confirmado la continuidad de Pedro Orfila y Xavi Ginard, a los que en breve podrían unirse José Peris y Luca Ferrone, mientras que aguarda la contratación del técnico para moldear por completo la plantilla.

Los esfuerzos de la dirección deportiva blanquiazul en estos primeros pasos hacia el nuevo curso se centran en cerrar la incorporación de un entrenador. Los responsables del club ya han mantenido una serie de contactos con algunos técnicos como Jordi Roger o Raúl Casañ, aunque también están sobre la mesa nombres como el de Iván Ania y se valoran los múltiples ofrecimientos que están llegando a las oficinas de Son Malferit.

El futuro técnico tendrá su cuota de respomsabilidad en la planificación de la próxima temporada, pero Patrick Messow se apresura ahora en cerrar la continuidad de los jugadores de la plantilla que se ajustan a lo que pretende el club. En este aspecto el siguiente en poder sellar su acuerdo de renovación será el lateral izquierdo José Peris, una vez que el club confirmó que Xavi Ginard seguirá la próxima temporada en la que será su quinta campaña como balearico.

La continuidad del portero mallorquín se une a la renovación de Pedro Orfila que fue anunciada el martes. Por ahora son los únicos jugadores con contrato junto a Canario, que prolongó su compromiso el pasado curso tras liberar su ficha en el mercado de invierno, y Jon Aurtenetxe, cuyo convenio se prolongó de forma automática tras jugar las semifinales de los playoffs de ascenso frente al Cornellà. La permanencia del lateral vasco siga en la disciplina del ATB dependerá del nuevo entrenador, que calibrará sus posibilidad durante las semanas de pretemporada.

Dejan Lekic, que ha dejado muy buena impresión en el club por su profesionalidad pese a apenas disfrutar de minutos, también está previsto que realice la pretemporada, aunque su futuro también queda sujeto a que no reciba propuestas de categoría superior y a las necesidades del entrenador.

Al margen de los futbolistas cedidos que cierran su ciclo en el ATB como Borja San Emeterio, Óscar Gil o los hermanos Shashoua, los nombres de Alberto Gil, Luca Ferrone y Marc Rovirola están subrayados en la agenda de la dirección deportiva, que quiere extender su estancia en la Isla.

Más complicadas parecen las negociaciones con otros hombres importantes como Alberto Villapalos, David Haro, Toni Gabarre o Jorge Ortiz. El club no renuncia a retenerlos, pero es consciente de que la dura competencia que puede encontrarse tanto en el aspecto económico como de clubes de Segunda División.