El Ajuntament de Palma aprueba sus presupuestos más sociales contra la COVID

La Junta de Gobierno del Ajuntament de Palma ha aprobado este lunes el presupuesto para 2021, que será de 463.096.841 millones, lo que supone un alza del 6 por ciento, es decir, 26.130.841 euros más. «Es un incremento que crece a pesar de las dificultades que tuvimos en 2020 porque queremos dar una mejor respuesta sanitaria y crecen porque podemos incorporar los remanentes», señaló el alcalde de Palma, José Hila. Son unas cuentas que, «pese a las dificultades, crecen porque quieren dar una mejor respuesta a la respuesta sanitaria y económica de la COVID. Queremos ser el escudo social que la ciudadanía necesita». De esta manera, estos presupuestos para estar «junto a la ciudadanía, social y que prevé ayudas al sector economico».

Además de esos remanentes, que ascienden a 18 millones y que se incorporarán a partir de abril, el Ajuntament llevará a cabo «una operación de crédito por 23,5 millones”. De esta manera, ahora mismo Cort tiene una deuda pendiente de 192 millones, frente a los 352 que debía el Consistorio «cuando llegamos. Esta buena gestión de la deuda pública nos permite en endeudarnos en un año de crisis», señaló Hila.

Con el objetivo de «no dejar nadie atrás». El presupuesto social crece en 8,5 millones de euros y alcanza los 65 millones. En un solo año ha crecido un 15 por ciento. Así, Benestar i Drets Socials gestionará 35,6 millones de euros, un 10 por ciento más. Justícia Social contará con 6 millones de euros, casi un 19 por ciento más. Educación contará con tres millones más, y Habitatge, 1,4 millones más.

Las cuentas de 2021 también tienen en cuenta el apoyo al sector económico, con subvenciones para el pequeño comercio y la restauración que seguirán y supondrán 1,3 millones. Precisamente el área de Promoció Econòmica i Ocupación crece un 25 por ciento. Además, Hila ha anunciado que las terrazas podrán seguir ocupando las plazas de aparcamiento como medida de apoyo al sector.

Cultura sumará un millón más, un 7,5 por ciento más.

En cuanto a los gastos específicos de la COVID, suman 3,2 millones de euros. Así, la limpieza de colegios supondrá un millón de euros, la limpieza de edificios municipales 1,5 millones y la compra de material de protección, 600.000 euros.

Estos nuevos presupuestos también tienen en cuenta la inversión para generar empleo y dinamizar la economía. Así, se tendrán en cuenta la financiación para la nueva instalación de s’Aigo Dolça, con el apoyo de los fondos FEDER, la mejora de 17 capos municipales en los barrios, el Casal de barri de Génova o medidas de movilidad sostenible para la ciudadanía.