El 94 % de docentes se opone a la reapertura de colegios este curso

El 93,9 % de los docentes de Baleares considera que no se dan las condiciones adecuadas para volver a los centros educativos sin medidas previas como la realización de pruebas para detectar la COVID-19, según una encuesta realizada por el STEI-i, en la que han participado 3.229 profesionales y que sigue abierta.

El sindicato realizó la encuesta entre los docentes ante la convocatoria este jueves de la mesa sectorial para tratar el borrador de protocolo de desescalada en el ámbito educativo, con la intención de conocer el parecer de los docentes, ha informado el STEI en un comunicado.

El STEI asegura que «un aplastante 93,9 % piensa que no se dan las condiciones adecuadas para volver a los centros sin haber hecho previamente cosas como los tests oportunos y prácticamente el mismo porcentaje, el 93,7 %, cree que la decisión más acertada es reabrir los centros en septiembre».

Un 19,4 % de los encuestados opina que la Conselleria d’Educació, Universitat i Investigació se ha preocupado previamente de adoptar las medidas necesarias para garantizar la salud de la comunidad educativa, y un 80,6 % considera que estas prevenciones no son las adecuadas.

Argumentos

Los principales argumentos que el STEI ha esgrimido en contra del borrador presentado por la Conselleria han sido los siguientes:

Peligro de un posible rebrote

El STEI ha puesto de manifiesto que, si no se hacen test a todos, hay unanimidad de toda la comunidad científica en el peligro de un posible rebrote de la pandemia como consecuencia del desconfinamiento y del retorno a las aulas y otras actividades profesionales. Por tanto, no se puede permitir que los centros se conviertan en focos de contagio y propagación del virus.

Es inviable desde un punto de vista organizativo

El retorno a las aulas es inviable desde un punto de vista organizativo, tanto por parte de los equipos directivos como del profesorado, que debe volver a adaptar las programaciones rehechas hace dos semanas para el regreso a la enseñanza presencial.

No se pueden compaginar las clases presenciales y las clases en línea

El STEI ha expresado sus dudas ante la dificultad que tendrá el profesorado para impartir las clases de refuerzo presencial con el seguimiento de la enseñanza en línea que hace desde el pasado mes de marzo. Esto con la plantilla actual no se puede hacer, sometida a una carga de trabajo y de tareas burocráticas ingentes.

La escuela no debe tener esta función asistencial que se le quiere asignar

Los docentes son conscientes de las dificultades de conciliación que muchas familias tendrán cuando los padres y madres tengan que incorporarse al trabajo, pero no se puede admitir que la escuela deba tener este papel de custodia y asistencial que si le quiere otorgar . Por este motivo, desde el STEI se critica que en las pasadas reuniones de la Mesa para el Diálogo Social entre el Gobierno de las Islas Baleares y algunos agentes sociales no hubiera ninguna medida para facilitar la conciliación familiar y laboral.

Es un riesgo innecesario para sólo tres semanas de clase

La comunidad científica desaconseja la reincorporación del alumnado en estos momentos y, además, pretender que los niños de 0a 6 años, por ejemplo, guarden las distancias supone un desconocimiento total de esta etapa educativa. Tampoco ve nada claro que desde el punto de vista pedagógico estas semanas sean muy relevantes.

El STEI también ha manifestado que no ve claro que la medida sea en favor de la igualdad de oportunidades, ya que el hecho de que sea voluntario y ligado a la asistencia en el lugar de trabajo de los progenitores conlleva que los colectivos más vulnerables no puedan acceder.

El esfuerzo organizativo debe ir enfocado al curso que viene

Lo que hay que hacer, según el STEI, es preparar de la mejor manera posible el retorno a las aulas para el próximo mes de septiembre, con el consenso y la participación de la comunidad educativa, y dejar de cargar el profesorado con cambios de criterio constantes y una excesiva trabajo burocrático .

La elaboración del plan de regreso al trabajo debe ir a cargo de un técnico superior

El STEI ha expresado su rechazo para que sea el equipo directivo y el docente responsable de riesgos laborales que elabore el plan de regreso al trabajo. En todo caso, esta tarea debe ir a cargo de una persona técnica superior en riesgos laborales. Si no fuera así, sería ilegal.

El consejero Martí March manifestó que ha tomado nota de la posición unánime de los sindicatos de la Mesa Sectorial, en contra del retorno a las aulas este mes de mayo, y que así lo trasladaría al Ministerio de Educación; ya que, según sus palabras, la Comunidad Autónoma no tiene competencias para decidir si las clases se reanudarán a finales del mes de mayo.

El STEI seguirá reclamando la negociación de todos aquellos aspectos que garanticen la salud de las personas trabajadoras, así como también el mantenimiento de los puestos de trabajo y la atención a todos los colectivos más vulnerables, y reivindicará la función de la escuela como garante de la cohesión social y como compensadora de las desigualdades sociales.