Un uomo pakistano nell'Arenal è stato arrestato ed è fuggito dal suo paese dopo aver sparato a sua moglie

De Paquistán a s’Arenal. Un ciudadano de aquel país asiático ha sido detenido por la Policía Nacional de Palma acusado de matar a su mujer a tiros en 2009, en un crimen en el que participaron otras cuatro personas. El homicida fue trasladado ayer por la mañana al juzgado de guardia, que ordenó su ingreso en prisión a la espera de que sea extraditado.

De acuerdo con las fuentes policiales consultadas, el crimen se cometió en la ciudad donde vivía el matrimonio, hace once años, cuando discutieron por un «conflicto doméstico» por especificar y le disparó mortalmente con un arma de fuego.

Huida

El acusado, para evitar ser encerrado en una cárcel paquistaní, escapó del país, aunque no hay constancia de que llegara enseguida a Mallorca. Así pasaron los años y ahora, cuando Interpol informó de la posible presencia del fugitivo en Europa, el Grupo de Delincuencia Internacional de la Jefatura palmesana abrió una investigación. Se cruzaron datos y el nombre del presunto asesino apareció relacionado con un piso de s’Arenal, donde residía desde hacía un tiempo. Los agentes, el martes por la tarde, procedieron a la detención del sospechoso. El hombre tiene 41 años y pasó esa noche en los calabozos de la Jefatura, en la calle Simó Ballester.

Este miércoles por la mañana un vehículo policial lo trasladó hasta el juzgado de guardia, donde el juez le leyó la orden internacional de detención que pesaba sobre él y ordenó su ingreso en la prisión de Palma, a la espera de que lo trasladen a la Audiencia Nacional, en Madrid. A partir de ese momento se pondrá en marcha el proceso de extradición, que podría durar meses. Un abogado defenderá los intereses del paquistaní, que inicialmente se niega a ser extraditado a su país.

En s’Arenal, el fugitivo llevaba una vida normal y no levantó ningún tipo de sospecha por extrañas conductas. El crimen se produjo en la ciudad de Gujrat a finales de abril de 2009 y el hermano de la mujer quién denunció los hechos.

Mallorca, un destino para otros fugitivos internacionales

No es la primera vez que la Policía Nacional detiene en Mallorca a fugitivos internacionales que huyeron de sus respectivos países por crímenes, violaciones o estafas. Incluso hace un año la Guardia Civil descubrió en un chalet alquilado de Peguera a un alemán buscado por terrorismo. El activista de ultraderecha había fabricado una bomba y el artefacto explosivo fue hallado por un vecino que paseaba el 17 de febrero de 2019 por la ciudad de Burglengenfeld.