Detenido un hombre de 74 años en Palma por jugar a los ‘chinos’ en la calle

Cuentan que el juego de los chinos se inventó en un pequeño pueblo de León en 1787. Y a pesar de lo que se pueda creer, los chinos no tuvieron nada que ver. El objetivo de este pasatiempo, creado por un pastor, era pasar las horas durante el pastoreo. A día de hoy hay campeonatos nacionales y los que conocen esta diversión destacan la astucia como cualidad principal para ganar.

Quizá no se estuviera preparando para ninguna competición, pero lo cierto es que la Policía Local de Palma detuvo el lunes a un hombre de 74 años que se encontraba sentado en un banco en el centro de la ciudad junto a dos amigos jugando a los chinos. Pasando las horas, pero no respetaban la distancia de seguridad y no llevaban ningún sistema de protección. El arrestado había sido denunciado ocho veces hasta la fecha y acumulaba cuatro detenciones por saltarse el estado de alarma.

Actitud hostil

No fue el único arresto practicado por la policía en la jornada del lunes. La Policía Nacional detuvo a una pareja de jóvenes tras ser sorprendidos bebiendo alcohol en calle junto a una tercera persona. Uno de los ciudadanos, de 22 años, mantuvo una actitud hostil hacia los agentes. El chico empezó a hacer aspavientos y empujó a un policía, por lo que fue detenido. Entonces, la mujer, de 19 años, se abalanzó sobre los funcionarios y también acabó arrestada.

Horas después, los agentes interceptaron a una ciudadana de 33 años paseando de madrugada por la zona de Son Gotleu. Había sido propuesta para sanción en cuatro ocasiones anteriores y fue detenida.

Fiesta

En La Soledat, la policía fue avisada de que había una fiesta en un garaje. Los agentes se personaron en el lugar y el morador, una vez que les abrió la puerta propinó un cabezazo a un policía.

Acabó detenido por resistencia, desobediencia, atentado y amenazas.