Detenido en Palma por beber en la calle durante el confinamiento

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, detuvieron este jueves a cuatro personas en Mallorca por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del confinamiento.

Un hombre de 61 años fue arrestado por encontrarse en la vía pública bebiendo alcohol con otras dos personas en Palma. Una hora antes ya había sido identificado por el mismo motivo cuando consumía alcohol con otro hombre en la calle y la Policía Nacional les levantó sendas actas administrativas por desobediencia a ambos. Al no atender a los requerimientos de los agentes, se procedió a su detención.

La Guardia Civil arrestó este jueves por la tarde a un ciudadano por desobediencia y hurto en Inca. Una patrulla le había avisado media hora antes de que no permaneciera en la calle sin causa justificada, pero él hizo caso omiso. Los agentes comprobaron que tenía cuatro denuncias anteriores por el mismo motivo. En su documentación personal, los guardias civiles encontraron una tarjeta de crédito que había sido sustraída en un pub de la localidad.

Por su parte, la Policía Nacional interceptó a un hombre de 49 años al mediodía en el aparcamiento de un centro comercial del Coll d’en Rabassa, en Palma. El ciudadano causaba molestias a los clientes y pedía dinero. Los agentes le indicaron que debía regresar a su domicilio, pero él se negó e insistió en que se iba a quedar allí. Había sido propuesto para sanción en cuatro ocasiones anteriores, por lo que acabó detenido.

Por último, la Policía Local de Palma arrestó por la mañana a otro ciudadano de 59 años también por desobediencia por vulnerar el confinamiento durante el estado de alarma. El hombre fue sorprendido cuando caminaba junto a otro por la calle sin motivo justificado. Había sido denunciado cuatro veces por desobediencia.

Por otro lado, los controles en puertos, aeropuertos y carreteras del archipiélago prosiguen para evitar desplazamientos innecesarios y trayectos a segundas residencias durante el fin de semana. El aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, registró este jueves la llegada de 177 pasajeros, mientras que otros 274 abandonaron Mallorca en los 10 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil. El aeródromo de Eivissa recibió 98 viajeros en dos vuelos de entrada y otros 102 se marcharon de la isla en dos vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 77 personas que llegaron y otras 77 salieron de la isla en seis vuelos programados.

La jornada de este viernes se está desarrollando sin incidencias relevantes en el archipiélago, salvo casos puntuales.