Detenida una mujer en Palma por llamar a su expareja haciéndose pasar por policía

Detenida una mujer por llamar, en repetidas ocasiones a su expareja utilizando un distorsionador de voz y con número oculto haciéndose pasar por policía para molestar a su expareja sentimental. A todo ello, hay que sumar que la citada joven tiene una orden de alejamiento en vigor sobre él.

Los hechos se venían sucediendo desde hacía varias semanas. Resulta que un joven, de 23 años de edad y nacionalidad española, venía recibiendo llamadas –una media de cinco diarias– con número oculto en su teléfono móvil. En las mismas, una voz (con distorsionador) le decía que eran policías y que debía personarse en sus dependencias.

Nel escrito acusatorio se refleja una de estas conversaciones: «Somos de la UFAM (Unidad Familia Mujer) de la Policía Nacional de Baleares. Le comunicamos que mañana, a primera hora, deberá usted personarse en dependencias de la Jefatura Superior de Policía en relación a una orden de alejamiento en vigor que tiene con su pareja».

El joven, muy asustado e inquieto por esta situación, decidió acudir a la comisaría y entrevistarse con los agentes de la UFAM, la unidad especializada en temas relacionados con la violencia de género. Una vez allí, los policías no daban crédito a lo que le estaba contando alegando que ellos no le habían llamado.

Unos días más tarde, la ahora detenida, volvió a llamar a su expareja pero se olvidó activar el ‘modo oculto’ del teléfono destapando toda la trama.

El exnovio, nada más ver en pantalla el número de teléfono de su expareja realizó un pantallazo y grabó la conversación. En los audios aportados a la Polizia nazionale puede escucharse, sin ningún género de dudas, a la mujer con la voz distorsionada haciéndose pasar por agente de la autoridad para intentar asustar a su exnovio.

Finalmente, los investigadores de la UFAM, una vez analizado el material y verificada las llamadas procedieron al arresto de la mujer acusada de un presunto delito de quebrantamiento de condena.

Tras pasar a disposición judicial, el magistrado ordenó su puesta en libertad con cargos. La pareja está pendiente de juicio, pero este incumplimiento grave perjudica gravemente a la mujer.

Análisis y rastreo del teléfono de la sospechosa

La detenida es una mujer de 23 años y nacionalidad española. La Policía Nacional, nada más tener conocimiento de los hechos procedieron al análisis y rastreo de las llamadas telefónicas de la sospechosa.

Las pesquisas están encaminadas en demostrar que era ella la personas que llamaba de forma insistente a su expareja para molestarle. La investigación sigue abierta.