Derrumbe en un acantilado en La Gomera

Los servicios de emergencia trabajarán toda la noche en la búsqueda de posibles víctimas por el desprendimiento de tierra ocurrido la tarde de este sábado en la pista de acceso a la playa de Argaga, en el municipio de Vallehermoso, en la isla de La Gomera.

Fuentes del Centro Coordinador de Emergencias han informado a EFE de que los dos helicópteros que operaban desde el momento inicial del derrumbe se han retirado ya por la falta de visibilidad debido a la llegada de la noche.

El dispositivo de tierra permanecerá toda la noche y está formado por efectivos de Protección Civil, de Ayuda en Emergencias de Anaga, Guardia Civil, bomberos voluntarios de Valle Gran Rey y un equipo de rescate de la Cruz Roja.

Durante la tarde cinco personas que se encontraban en la playa y que quedaron aisladas por el derrumbe, fueron evacuadas por un helicóptero del GES. Ninguna de estas personas había resultado afectada el gran desprendimiento producido.

El servicio de urgencias 112 informa de que el desprendimiento se ha producido sobre las 16:00 horas y se desconoce si se ha producido alguna víctima.

Dos helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias así como personal de rescate de Protección Civil y de la Cruz Roja participan en este dispositivo.

«Impresionado por las imágenes del derrumbe del acantilado en La Gomera. Permanecemos atentos a la evolución de las labores de los servicios de emergencia y rescate que se han movilizado en la zona», ha señalado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una publicación en su cuenta de Twitter.

La carretera entre Vueltas y Argaga ha sido cerrada después de que se haya producido un desprendimiento de tierra de grandes dimensiones sobre la pista de Argaga, en el municipio de Vallehermoso, frente al puerto de Valle Gran Rey, y en estos momentos se busca si hay víctimas bajo los escombros.