Defensa denuncia a la Fiscalía el contenido del chat de los exmilitares

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha denunciado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el contenido del chat de la XIX promoción de la Academia General del Aire en el que el general Francisco Beca escribió frases como «no queda más remedio que empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta».

Según informa El País, el ministerio de Defensa toma esta decisión dada la repercusión mediática del caso y la gravedad de los términos utilizados en esta comunicación privada, para que el tribunal determine si los hechos reflejados son «constitutivos de delito, cometido por personas que además pudieran atribuirse la condición de militares en activo, sin serlo».

Mientras tanto, la Casa Real guarda silencio sobre este asunto, mientras algunas voces piden un rechazo expreso. Recordemos que algunos integrantes de este chat de exmandos militares firmaron una carta remitida al Rey Felipe VI que alertaba sobre los riesgos de los acuerdos del Gobierno con partidos separatistas y abertzales.

La propia Robles ha tachado de «inaceptables» las expresiones vertidas por los militares retirados y ha asegurado que hay en ellos «un gran nivel de cobardía al querer apoyarse en una condición de militares que en su día tuvieron para mancillar a las Fuerzas Armadas».

Duras palabras y reproches

En declaraciones a los periodistas la ministra ha afirmado que «nos hacen sentir avergonzados» con palabras que «no representan a las Fuerzas Armadas» españolas, que son «modernas, comprometidas con la ciudadanía y con el orden constitucional».

Robles ha calificado de «absolutamente inaceptables desde el punto de vista democrático y de la normal convivencia» las expresiones del chat, cuyo contenido analizará la Fiscalía para valorar si pueden ser constitutivas de delito.

«Yo, como ministra de defensa, y el Gobierno no vamos a consentir que unas personas con unos comportamientos por escrito que nos avergüenzan a todos, puedan de alguna mínima manera sembrar dudas sobre la actuación de las Fuerzas Armadas», ha insistido. Y ha asegurado que los que vertieron esas expresiones son una minoría dentro de los militares que están en retiro y «la inmensa mayoría de quienes sirvieron a este país y están en un situación de retiro están plenamente conformes con los valores constitucionales».

Las cartas al Rey

Robles también se ha referido a las cartas que, según ha publicado El País, enviaron al Rey exmilitares de esta promoción y otros retirados asegurando que la «cohesión nacional» corre graves riesgos con el actual Gobierno «social-comunista, apoyado por filoetarras e independentistas».

«No podemos aceptar que haya una serie de cartas que, embozándose en una condición miliar que no se tiene y atribuyéndose cualidades que no se tienen, quieran implicar al jefe del Estado», ha dicho para añadir que «están haciendo un flaco y negativo favor a nuestras Fuerzas Armadas y a su majestad el rey».

Y sobre la posible conexión de estos exmilitares con Vox, que este partido ha negado, ha afirmado que «ninguna fuerza política tiene derecho a patrimonializar a las Fuerzas Armadas» porque pertenecen a todos los españoles.