¿Debe ser obligatoria la vacuna de la COVID-19?

La vacunación contra la COVID-19 está a la vuelta de la esquina y todo apunta a que las primeras unidades podrían llegar antes de que finalice 2020. Esto hace que se avive el debate sobre si la vacuna debe ser obligatoria.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha manifestado que de momento no será obligatoria en España. Sin embargo, el Consejo Económico Europeo ha manifestado que las empresas podrían negarse a contratar a los personas que rechacen ser vacunados contra el coronavirus.

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, ha asegurado que «las empresas no podrán obligar a las personas trabajadoras a vacunarse. Es competencia de la autoridad sanitaria. La empresa no puede entrar en ese terreno. Ni siquiera los reconocimientos médicos son obligatorios, salvo determinadas excepciones o cuando esté regulado normativamente. Sólo se puede abordar esta cuestión desde la concienciación social». Por tanto, Planas ha defendido que «será la autoridad sanitaria quien marque las ‘reglas del juego’ y las empresas, cumplirlas».

La secretaria de salud laboral de CCOO, Eva Cerdeirina, ha argumentado que no son partidarios de que la vacuna sea obligatoria, aunque precisa que están a la espera de los informes jurídicos. Además, ha señalado que desde este sindicato no son partidarios de que las empresas puedan exigir a los trabajadores que estén vacunados de la COVID para poder acceder a un puesto de trabajo. En este sentido, ha precisado que el Consejo Económico Europeo sólo ha realizado declaraciones, que CCOO analizará para saber si es legal o no; Cerdeirina avanza que cree que no.

La secretaria de Acción Sindical y Comunicación de UGT, Ana Landero, se ha mostrado tajante y ha rechazado categóricamente que las empresas puedan obligar a los trabajadores a vacunarse, ya que lo consideran discriminatorio. En este sentido, ha advertido que las empresas tampoco podrán preguntar en las entrevistas de trabajo si se ha puesto la vacuna, ya que considera que se trata de una práctica «rechazable y deleznable». UGT insiste en que la vacunación contra la COVID debe ser voluntaria, como el resto.

En el sector turístico se está planteando especialmente la conveniencia o no de que la vacuna sea obligatorio. Desde la Asociación Española de Compañías Aéreas, AECA, han preferido no realizar declaraciones porque «hay información contradictoria y aún no se sabe si va a ser obligatoria para toda la sociedad».

Sin embargo, la aerolínea australiana Qantas ya está trabajando para poder exigir un certificado de vacunación a sus pasajeros, según explicó su director ejecutivo, Alan Joyce, revista trimestral estadounidense ‘Current Affairs’. ¿Habrá otras que sigan su camino?

El presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viaje de Baleares (Aviba), Xisco Mulet, sí es partidario de que la vacunación sea obligatoria. En este sentido, ha recordado la cantidad de víctimas mortales que se está cobrando la COVID-19 y la crisis económica que ha generado. «Es suficientemente importante como para que sea obligatoria, es un bien común y debe ser obligatoria», ha argumentado. A su modo de ver, se debe estudiar la obligatoriedad de la vacuna, ya que «salva muchas vidas». En este sentido, ha añadido que «el que quiera utilizar servicios comunes, escoger un medio de transporte, ir a un hotel… debe ponerse la vacuna», ha concluido.

Cabe destacar que el último barómetro del CIS señaló que siguen en aumento los españoles que no se vacunarían inmediatamente de coronavirus. En concreto, así lo afirma el 47 % de los encuestados en noviembre, una cifra superior a los 43,8 % que eran de esa opinión en octubre.