Cort reclamará a Europa unos 60 millones para vivienda y una Palma más verde

El Ajuntament de Palma reclamará a los fondos europeos para la recuperación económica 60,7 millones de euros para la construcción de nuevas viviendas públicas y rehabilitación de otras privadas en los barrios de Camp Redó y la Soledad, así como para la continuidad de la Cuña Verde con el proyecto del velódromo y la ampliación del eje cívico de Blanquerna mediante la la reurbanización de la calle Cotlliure.

La regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, informó este martes de que de los fondos europeos que está previsto que lleguen a España, unos 140.000 millones, «consideramos que desde Palma debemos exigir que una gran parte vengan a las islas y a la ciudad, ya que somos una de las comunidades autónomas que padece una crisis económica más grave y que se prevé una recuperación más lenta».

Por eso, expuso, que el Ajuntament trabaja en estos proyectos, «que también van en la línea europea de conseguir una ciudad más verde, la transición energética y digital, la cohesión territorial y la igualdad en el acceso a la vivienda para todos».

Entre los proyectos que serán presentados, Truyol destacó la construcción de unas 300 viviendas públicas en el ámbito de La Soledat, con un presupuesto que se reclamará a Europa de 54 millones de euros, cifra que incluye tanto la construcción como cierta regeneración urbana del entorno que es necesaria.

En este ámbito del distrito de innovación que se trabaja con la UIB y con el Govern, expuso la responsable municipal, «tanto el Govern como Cort tenemos diferentes solares disponibles y lo que presentamos son bloques de proyectos para poder construir vivienda nueva». Un ejemplo es un solar municipal en la calle Ciudad de Querétaro, de 2.300 metros cuadrados, en el que se podrían construir unas 70 viviendas con un presupuesto aproximado de 10 millones.

Estos proyectos, dijo la edil, «incrementarían el parque público de vivienda y facilitarían el acceso a la misma, contribuyendo a rebajar un poco el precio del alquiler en el mercado libre».

Además, en este mismo ámbito se reclamarán otros 20 millones de euros para un paquete de proyectos de diversificación económica en el entorno del distrito de innovación de Nou Llevant.

Otro paquete de financiación irá destinado tanto a construir vivienda pública, del Ibavi y del Consistorio, como a contribuir a mejorar la eficiencia energética de viviendas privadas en Camp Redó.

Las ayudas europeas también servirán para financiar proyectos «vinculados a conseguir una ciudad más verde y más sostenible» y en este sentido Truyol anunció que se trabaja en la reurbanización de la calle Cotlliure para continuar con el eje cívico de Blanquerna y poder darle continuidad hacia el norte de la ciudad. Este proyecto tiene un coste de 1,2 millones y ya se cuenta con los pliegos administrativos y técnicos para poder licitar la elaboración del mismo, en colaboración con los vecinos. Son 22.500 metros cuadrados con una longitud de 1.120 metros lineales entre la plaza París y la calle Bisbe Nadal, detalló.

Truyol informó de “otro proyecto que va en la línea de una Palma más verde: la continuación de la Cuña Verde con la recuperación del Velódromo de Tirador”. Aseguró que “ya se está trabajando desde el Ajuntament con unos pliegos para poder empezar a diseñar la futura recuperación de este espacio, que se quiere renaturalizar y recuperar y rehabilitar el patrimonio histórico”. En este sentido, resalto que el Consistorio tiene presupuesto propio para desarrollar este proyecto “pero necesitamos financiación para poder ejecutar las obras y la renaturalizacion, en este sentido la inversión que se necesita y que se pedirá a los fondos europeos es de 2,5 millones de euros”.