Cort quiere reconvertir Nou Llevant y La Soledat en un pequeño Silicon Valley

Die Stadtrat von Palma quiere que los barrios de La Soledat y Nou Llevant se conviertan en un pequeño Silicon Valley, una zona de San Francisco que aloja muchas de las mayores corporaciones de tecnología del mundo y miles de pequeñas empresas en formación y que además mantiene su carácter residencial.

El Plan General de Palma, en el que trabaja Cort desde hace meses, prevé reconvertir estas dos zonas en un distrito e innovación con el doble propósito de rehabilitar espacios y dotar a Palma de nuevas empresas que permitan superar el monocultivo turístico.

Vivir y trabajar en la zona

La regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, explicó que se busca una convivencia entre la zona residencial y de empresas de alto valor añadido de carácter tecnológico o de energías renovables para que quien trabaje en ellas también pueda vivir en el barrio. Se busca también rehabilitar las zonas más complicadas de La Soledat sin que ello suponga la expulsión de sus residentes en un proceso de gentrificación que ya se ha vivido en otros barios.

Die desarrollo de esta zona de Palma tendrá como ejes la instalación de empresas de economía verde, industrias culturales y creativas y economía del conocimiento. Ya hay un protocolo firmado con la Universitat de les Illes Balears para que se traslade allí una parte de su campus en las materias de ciencia, ingeniería, arte y matemáticas.

En la zona de Nou Llevant ya está la previsión de construir la caja de música, la escuela de circo y además está el Museo Krekovic, lo que ya da valor añadido al barrio.

En colaboración con el Govern se pretende también desarrollar todo el suelo destinado a VPO que hay en el barrio.

El nuevo plan general supone una importante modificación en esta zona con respecto a la anterior ordenación, que preveía usos turísticos y comerciales. Los usos turísticos desaparecerán con la nueva planificación y la normativa del Consell de Mallorca impide el desarrollo de nuevas zonas comerciales, según explicó la concejala. «Queremos que los investigadores estén cerca de las empresas para que haya transferencia de conocimientos», dijo.

Parques agrarios

La revisión de Plan General de Palma también afectará a las zonas de suelo rústico de la ciudad, especialmente en la zona norte, en sa Indioteria, Son Sardina, y en la zona del Pla de Sant Jordi.

El Ajuntament de Palma prevé que el suelo rústico aún no desarrollado de estas zonas sea un parque agrario. Truyol explicó que la voluntad es que estas zonas queden protegidas con el propósito de que sean «la despensa de Palma». El objetivo es mantener la agricultura y la ganadería de la zona para fomentar la soberanía alimentaria y crear puestos de trabajo. Este proyecto se hará en colaboración con el Govern y se diferenciarán las dos zonas ya que presentan singularidades en los tipos de cultivo. En la zona norte hay más huertas, mientras que en Sant Jordi hay más secano.