Coronacómic, la herramienta de prevención

Las aventuras del héroe cósmico Ciberconsum contra el villano COVID-19 protagonizan la nueva campaña de la Conselleria de Salut i Consum para concienciar a los más jóvenes acerca de las normas de higiene para prevenir el coronavirus. El dibujante y colaborador de Ultima Hora Álex Fito ha creado el ‘coronacómic’, un tebeo en forma de punto de libro que ya se ha distribuido en muchos colegios de Baleares.

Otros formatos son una rayuela como la que se ha instalado en recibidor del Sant Josep Obrer de Palma, que es un éxito entre los alumnos. También se han creado pegatinas de grandes proporciones para pegar en lugares sensibles, como baños o espacios cerrados.

Responsabilidad

En las ocho viñetas del punto de libro se indican pautas sanitarias como lavarse las manos, usar el codo cuando se estornuda o mantener la distancia de seguridad de un metro y medio para prevenir la infección. Los consejos han sido validados por la Direcció General de la Salut Pública i Participació.

Esta campaña está formada por 3.000 puntos de lectura, 800 pegatinas y 80 rayuelas. La impresión, coordinación y creación de la iniciativa didáctica ha costado algo más de 4.000 euros. Próximamente, Ciberconsum tendrá presencia en el área de pediatría de varios hospitales, así como en el servicio Info Covid Pediátrico.

El viñetista explica que el origen de esta iniciativa se fraguó «el año pasado, cuando me pidieron que diera un taller de cómic en el colegio Sant Josep Obrer en el marco del Cosumópolis 15, una iniciativa de carácter nacional que promueve el consumo responsable. Los alumnos tenían que elaborar un cómic que competiría en representación de las Islas en el certamen español, pero por culpa de la pandemia el proyecto se vio interrumpido». Fito explica ahora que «este cómic es una manera de agradecer y compensar a los 770 alumnos de las Islas de primaria y secundaria que participaron del concurso, y concienciar de una manera amena de los peligros de este virus. Al final, es recordar las normas que sabemos todos y que nos repiten cada día. Es una campaña que puede servir desde niños de primaria a adultos».

Fito se muestra muy contento con el resultado final, las sinergias que se han tejido con la Conselleria de Salut i Consum y la aceptación del público, por lo que «creemos que Ciberconsum puede tener más recorrido en futuras campañas de la Conselleria».