Condenados por destrozar un coche en el parking de un centro comercial de Palma

Un juzgado de lo Penal de Palma ha condenado a una pareja al pago de una multa de 5.400 euros por destrozar un vehículo que se encontraba aparcado en un centro comercial de la capital balear. Asimismo los acusados tendrán que indemnizar al propietario del coche en 2.267 euros por los desperfectos ocasionados.

Los hechos, discutidos semanas atrás, se remontan al 14 de febrero del año 2019. El perjudicado encontró su coche lleno de rayajos por los laterales y en el capó una inscripción: «Puta». Además de los retrovisores partidos.

Minutos antes, el denunciante se cruzó con los acusados y había enemistad entre ellos. Durante la vista los dos imputados negaron los hechos. Pero una cámara de seguridad les grabó. La magistrada considera probado que los dos denunciados estuvieron el día de los hechos en el centro comercial y se dirigieron al aparcamiento subterráneo con la intención de menoscabar la propiedad ajena, concretamente el vehículo de unos conocidos con quienes habían tenido problemas años atrás.

Durante el juicio, el propietario del coche que sufrió los desperfectos declaro que «llegamos al centro comercial, aparcamos, mi mujer y mi suegra se cruzaron con ellos dos y una hora después encontramos mi coche destrozado».

Imágenes

Las cámaras de seguridad, explica la juez en la sentencia, captaron cómo el coche de uno de los acusados circulaba lentamente por el aparcamiento hasta que se situó al lado del vehículo del perjudicado y luego lo rayaron. La Policía Nacional a raíz de las imágenes comprobó a quién correspondía la titularidad de ese vehículo y coincidió con el acusado. Esto y que reconoció haber estado ese día en el centro comercial constituye para la magistrada «una prueba más que suficiente para tener acreditada la autoría de los acusados». El abogado de los condenados ya ha recurrido la sentencia ante la Audiencia.