Betrunkener und unter Drogen stehender Fahrer wegen Absturzes seines Motorrads in einen EMT-Bus verurteilt

Un motorista que circulaba bebido y drogado y que acabó estrellándose contra un autobús de la EMT en Palma la mañana del 25 de enero de 2019 aceptó este martes una multa de 720 euros y la retirada del carnet durante dos años y medio como autor de un delito de lesiones por imprudencia grave.

El imputado, de 30 años de edad, conducía minutos antes de las 8.00 horas una motocicleta Honda SG X50, propiedad de un amigo, por la calle Llaüt, en la Platja de Palma, después de haber ingerido importantes cantidades de alcohol y sustancias estupefacientes. En un momento dado realizó un adelantamiento peligroso, invadió el carril contrario y colisionó frontalmente con un autobús de la EMT.

Como consecuencia del impacto el vehículo municipal acabó con importantes desperfectos, que un perito los tasó en 6.075 euros. Asimismo, la conductora de la EMT resultó con heridas que le tuvieron de baja 89 días. El acusado fue sometido a la prueba de alcohol en sangre en un centro hospitalario de Palma y arrojó un resultado de 2,38 gramos de alcohol en sangre, casi cinco veces más de los 0,50 permitidos. Además también dio positivo en consumo de drogas.

Inicialmente la Fiscalía solicitaba para el imputado cuatro meses de prisión. Tras un acuerdo entre las partes, la condena quedó fijada en 720 euros. Antes de la vista, celebrada en los juzgados de Vía Alemania, el procesado consignó 6.503 euros para indemnizar a la conductora del autobús.