Verurteilt wegen Verbreitung von Kinderpornografie in einer WhatsApp-Gruppe

Una jueza de Palma ha condenado a un joven a una pena de un año de cárcel por difundir un vídeo de pornografía infantil a través de un grupo de WhatsApp con unas 30 personas, en 2019. El acusado, de nacionalidad española, se declaró culpable en el juicio celebrado por videoconferencia, este jueves, en una sala del juzgado de lo Penal número 1 de la ciudad.

La abogada defensora pidió la suspensión de la condena y la fiscal no se opuso con la condición de que no cometa ningún delito en los próximos dos años. El procesado, que no tiene antecedentes penales, aceptó la inhabilitación especial durante cinco años para cualquier profesión u oficio que tenga relación con menores de edad.

Fútbol y vídeos «tontos»

Los hechos juzgados este jueves por la mañana en Vía Alemania (Palma) tuvieron lugar sobre las 20.25 horas del 6 de enero de 2019. El joven formaba parte de un grupo de WhatsApp con unas 30 personas y, en el curso de una conversación, manifestó que dejasen de hablar de fútbol y de enviar vídeos «tontos».

El acusado, tras una pequeña discusión con varios miembros del chat, envió un vídeo de un minuto y 16 segundos de duración en el que aparecían dos menores desnudos manteniendo relaciones sexuales.

El joven fue eliminado del grupo por el administrador y también denunciado como presunto autor de un delito de difusión de pornografía infantil. Agentes de la Guardia Civil se hicieron cargo de la investigación y localizaron al presunto responsable de difundir el vídeo.

La Fiscalía reclamaba al principio del proceso judicial una condena de dos años de cárcel para el joven, pero su letrada alcanzó ayer un acuerdo con la representante del ministerio público y rebajó su petición a la pena de un año de prisión.