Comercios y peluquerías suben la persiana entre colas, medidas de seguridad y listas de espera

El inicio de la desescalada, con la fase 0 en todo el país excepto tres islas de Canarias y Formentera, devuelve a peluquerías y comercios de Mallorca la actividad arrebatada hace semanas por la COVID-19, aunque con un ritmo y unas medidas que recuerdan que el riesgo del coronavirus sigue ahí.

Colas a las puertas de los comercios de Palma y también de las peluquerías, que en los últimos días han recibido una avalancha de peticiones de sus clientes y muchas de ellas presentan listas de espera ya de semanas.

También en esta fase inicial retoman parcialmente su actividad los restaurantes, que en Mallorca podrán encender sus fogones por primera vez tras 50 días, aunque todavía con algunas dudas sobre cómo cumplir con las medidas de seguridad y sanitarias para trabajar y dar servicio a los clientes sin asumir riesgos.

Cerca del 30 % de las peluquerías han abierto en Palma este lunes y el 45 % de los centros de estética han atendido a clientes con cita previa, según los datos de PIMEM sobre la primera jornada de la fase 0 de la desescalada del confinamiento en la crisis sanitaria de la COVID-19.

La «cautela y dudas» han marcado este primer día de reanudación de la actividad laboral con restricciones en algunos sectores como el comercio, la restauración, peluquerías y centros de estética, ha informado en un comunicado la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), que cifra los negocios que han reiniciado su actividad en «muy pocos».

En Palma, «solo han abierto las peluquerías que han conseguido los equipos de protección individual (EPI) necesarios y han podido llevar a cabo el distanciamiento obligatorio y la ‘part forana’ no abren hasta mañana», ha explicado el vicepresidente de la asociación de peluqueros, Grepels Gapb, Rafa Rubio, que ha detallado que eso supone «un 30 % del sector», cifra que «irá creciendo».

«Esperamos que la semana que viene la gran mayoría haya abierto sus puertas», ha añadido.

Medidas de seguridad

Palma, sin duda, ha recobrado un poco su actividad este lunes, aunque la normalidad tardará aún en llegar. Cabe recordar que la apertura de locales y establecimientos se realiza con cita previa para la atención individual de los clientes. Estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual.

Asimismo se establece un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años.
Cuando el servicio profesional requiera tener contacto con el cliente será obligatorio el uso de medidas de protección como mascarilla o guantes.