Cena con Tony de Juan Brady

Toni de Juan Brady organizó una cena para presentarnos a su novia, la top model colombiana Kathy Sánchez, de la que publicamos una extensa entrevista en este rotativo el pasado viernes. Ya vieron qué bellezón, pues es lo que vieron y más porque tratarla de tú a tú es todavía más agradable.

Es una mujer acostumbrada al mundo que sabe que no pasa desapercibida, pues su belleza física, resaltada por una estatura de 1’80 y unas medidas perfectas, va unida a un cerebro privilegiado que la ha llevado a estudiar con éxito carrera universitaria en Alemania, chino mandarín en Shanghái y al mismo tiempo poner cara y cuerpo a las marcas más prestigiosas de la moda en el mundo. Muy top.

Tomamos el aperitivo en el Hotel Portitxol, que siempre está agradable y concurrido por gente guapa, y después cenamos en Sa Roqueta con la compañía de su patrón, el gran Toni Serapio. Lleva más de treinta años al frente de este templo de la gastronomía local por donde pasa lo mejor del mundo a disfrutar de su maravillosa cocina y de la personalidad única de su propietario. Fue una noche única. Y entre semana, que a medianoche nos llevan a la cama como a la Cenicienta.