Candidatas a premio

Desde que las redes sociales irrumpieron en nuestras vidas los lugares turísticos ya no dependen únicamente de que aparezcan en una guía para alcanzar la popularidad.

Enclaves que antaño eran patrimonio de los pocos lugareños que los conocían se han hecho tan populares que hay viajeros que vienen desde la otra punta del planeta solo para fotografiarse allí y plantarlo en su Instagram, para envidia de todos sus seguidores. Es lo que le ha ocurrido a nuestro Caló des Moro, que se ha convertido en una olla a presión.

Cala Salada, en Ibiza.

Iniciativas como la de la revista de viajes Condé Nast Traveler tienen una incidencia similar: desvelar los secretos mejor guardados de la costa.

MENORCA - La histórica finca Alparico de Macarella pasa a manos de compradores franceses.
Cala Macarella, en Menorca.

En esta encuesta anual la publicación trata de encontrar la mejor playa de España, aquella «a la que queremos volver siempre» y lo hace por comunidades autónomas, con seis candidatas por cada una de ellas. Los lectores –on line– deben votar su predilecta por autonomías hasta el 30 de julio y a continuación, hasta el 14 de agosto, se votará la mejor España. El veredicto se dará a conocer el 17 de agosto.

El Caló des Mort, en Formentera.

Como curiosidad, cabe señalar que la imagen que ilustra el reportajes es… el Caló des Moro mallorquín, que pasó de ser una joya secreta al rincón más solicitado de la Isla.

MENORCA. PLAYAS. Playa de Mitjaneta
Cala Mitjaneta, también en Menorca.