Cacerolada popular este martes para que los niños puedan dar paseos cortos

La indignación por la decisión del Gobierno de permitir que los niños sólo puedan salir a partir del 27 de abril para ir al supermercado, a la farmacia o al banco va en aumento y este martes se ha convocado una cacerolada desde los balcones a las 19:00 horas. El estado de alarma aprobado para hacer frente a la pandemia del coronavirus impide salir a la calle a los menores, salvo excepciones.

«Los niños llevan cinco semanas encerrados (seis en algunas comunidades) y las medidas anunciadas no solo no suponen ningún alivio para ellos, sino que aumentan el riesgo de contagio», argumentan los promotores de esta iniciativa.

Además, añaden que «los niños tienen necesidades físicas y psicológicas que creemos que no se están teniendo en cuenta». Por ello, solicitan que «se les permita salir a dar paseos cortos de forma controlada y ocasional, acompañados por un adulto y manteniendo la distancia social».