Buñuelos en Mallorca: 9 sitios para no perder la tradición

El calendario de octubre está marcado en rojo comer buñuelos antes de que acabe el mes. La Fiesta de las Vírgenes se celebra en Mallorca el 21 de octubre, día de Santa Úrsula, y es tradición merendar estos pequeños dulces.

Los buñuelos fritos son los más representativos de esta celebración. Antiguamente, estos eran el regalo de los enamorados que junto a su grupo de amigos iban a cantarle serenatas a las chicas.

También existe otra opción para aquellos que los prefieren rellenos, parecidos a los profiteroles, hay muchas panaderías que los elaboran con nata, trufa, crema e, incluso algunos, de kinder o galleta oreo.

panaderia reina maria cristina buñuelos tipicos trufa nata crema

En Mallorca se elaboran en muchos hornos y puestos de la calle, hemos seleccionado algunos:

Bunyols Bonissím. Son unos de los puestos de buñuelos fritos más conocidos de Palma, antes de se ubicaban en la calle Sant Miquel, pero desde hace unos años lo hacen centros comerciales. Para esta ocasión se les puede encontrar en la entrada de El Corte Inglés de Avenidas, en Carrefour de General Riera y en FAN Mallorca.

Forn Ca na Teresa. Estas panaderías se pueden encontrar por Palma, en Son Ferriol y recientemente en el Pont d’Inca, allí ofrecen una degustación de buñuelos artesanos de nata, crema y trufa.

Bunyols Cati. Al final de la Calle Emili Darder, junto a la plaza Madrid, Cati Ramis tiene su puesto desde 1992 y los elabora según receta familiar. Los ingredientes que emplea son harina, patata, aceite, levadura de panadería y agua.

Forn Can Panxeta. Este horno artesano de Sóller (Carrer del vicari Pastor, 3A) fue fundado en 1852 por Francesc Marroig i Ferrer y, desde entonces, su familia tiene como objetivo alcanzar siempre la máxima calidad posible. Y eso es lo que hacen con los buñuelos, seguir una receta tradicional desde hace años.

buñols buñuelos

Bunyols Ses Cadenes. El pequeño puesto de Ses Cadenes, en s’Arenal, es reclamo de muchos estudiantes y vecinos de la zona durante los días cercanos a la festividad de las Vírgenes. Este año han puesto en marcha todas las medidas de seguridad y desde mediados de septiembre ya venden buñuelos al peso para llevar.

Pastelería Reina María Cristina. En esta panadería, situada cerca de la plaza de toros de Palma, hacen desde hace muchos años buñuelos rellenos. Nata, trufa y crema son sus especialidades.

Pastelería Ángel. En este horno de la calle Pascual Ribot elaboran de forma artesana los dulces típicos de esta festividad.

Forn Sant Francesc. Esta pastelería de Inca es especialista en innovar. Además de hacer buñuelos con los típicos rellenos también podrán encontrarlos de oreo y kinder, entre otros.

Forn es Cantó. En el Coll d’en Rabassa hacen buñuelos todas las tarde de lunes a viernes.