Baleares recibe 325 millones del 50 % de la liquidación de 2018

El Govern balear recibirá del Estado el adelanto del 50 % de la liquidación pendiente del sistema de financiación autonómica de 2018, en concreto, 325 millones de euros.

La Conselleria de Hacienda y Relaciones Exteriores pide que se amplíe este pago anticipado a la totalidad de esta liquidación, unos recursos ya previstos para 2020, ha informado el Govern en un comunicado.

También solicita fondos extraordinarios para dotar a Baleares de mayor capacidad ante el impacto presupuestario y el aumento de los gastos para afrontar la crisis sanitaria del coronavirus y las medidas para paliar las consecuencias sociales y económicos.

La conselleria ya ha sido informada por el ministerio de la tramitación del abono en los próximos días de 325 millones de euros. Con la confirmación de este pago, quedarán pendientes otros 323 millones.

El Govern ya recibió 80 y 95 millones en los meses de enero y febrero y, por tanto, quedaban pendientes 650 millones de un total de 822,9 millones de la liquidación de 2018.

El adelanto de la liquidación de 2018 ha sido una de las medidas reclamadas por Baleares y otras comunidades ante el impacto presupuestario causado por la crisis sanitaria de la COVID-19, petición a la que el ministerio respondió con la aceptación de avanzar el 50 % de estos recursos.

La liquidación de hace dos años es uno de los conceptos que determinan los ingresos a recibir cada año del sistema de financiación autonómica, junto con la entrega a cuenta del año en curso.

Este año, Baleares recibirá 2.906,3 millones de euros a través del sistema de financiación autonómica, de los que 822 corresponden a la liquidación definitiva de 2018.

El Gobierno de España ha garantizado el abono de todas las cuantías del sistema de financiación ya previstas para 2020.

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha declarado que «es necesario dar un nuevo paso y avanzar íntegramente» los recursos de la liquidación del sistema de financiación autonómica de 2018, unos ingresos que el Estado «cobró hace dos años».

Sánchez ha vuelto a defender la necesidad de que el ministerio adopte nuevas medidas para facilitar recursos adicionales a las comunidades a través de nuevos fondos extraordinarios y de medidas para ampliar la capacidad de obtener crédito a largo plazo en los mercados financieros, ante el aumento del gasto derivado de la emergencia sanitaria y sus efectos sociales y económicos, y del «impacto» en las previsiones de ingresos.

Así lo ha reclamado Sánchez en las reuniones mantenidas con la ministra de Hacienda y el resto de responsables autonómicos de Hacienda.