Arrestado un ladrón que se quedó dormido tras robar en un taxi en Palma

Un ladrón cansado. La Policía Nacional detuvo la noche del martes a un delincuente que se quedó dormido dentro de un taxi que se encontraba estacionado en el Coll d´en Rabassa tras entrar a robar. El hampón ya fue arrestado hace un mes por asaltar un comercio de Pere Garau con una pistola de juguete. Fue enviado a prisión, pero ha vuelto a las andadas.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 21.00 horas. Un taxista fue a por su vehículo, aparcado en vía del Coll, y observó que le habían fracturado una ventana. Abrió el coche y se encontró con el ladrón adormecido en el asiento de atrás. Lo despertó, evidentemente. Entre el perjudicado y varios vecinos lograron retener al ladrón, que sacó una navaja para tratar de huir.

Varias patrullas de la Policía Nacional acudieron al lugar y lograron, no sin problemas, reducir al hombre, de nacionalidad española, y viejo conocido de los agentes. El taxista denunció que le faltaba un pendrive. El arrestado está acusado de un presunto delito de robo con fuerza y de amenazas.