Arrestado en un control policial con casi 3 kilos de marihuana escondidos en el coche

Mentiroso compulsivo. Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un hombre al que sorprendieron durante un control rutinario con casi tres kilos de marihuana escondidos en la furgoneta.

El arrestado es un hombre de nacionalidad española y 49 años. Está acusado de un presunto delito contra la salud pública. Los hechos se produjeron el pasado viernes, sobre las 18.30 horas, en la barriada de La Soledat. Una patrulla de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción) interceptaron una furgoneta conducida por el ahora detenido.

Los agentes preguntaron al conductor y único ocupante de la misma los motivos por los que se encontraba en la vía pública para comprobar si tenía un motivo justificado y que no estuviera contraviniendo lo dispuesto en el decreto que regula las restricciones de movilidad en referencia al estado de alarma. El sospechoso afirmó que venía de ver a su hijo que se había accidentado, sin aportar más datos y comprobando uno de los policías que, dos días antes, ya había sido identificado alegando la misma excusa. Acto seguido, se le propuso para ser sancionado.

En ese momento, los funcionarios se percataron de un olor similar al generado por la marihuana, por lo que informaron al conductor que se iba a proceder a realizar un registro en el vehículo. En ese instante, el hombre indicó que tenía un cogollo de marihuana y que estaba dispuesto a entregárselo. Sin embargo, los actuantes efectuaron una inspección más exhaustiva localizando en el maletero una gran cantidad de sustancia vegetal de color verde, al parecer marihuana, que estaba enrollada en una manta. La misma arrojó un peso de 2 kilos y 780 gramos. Además se interceptaron unas tijeras y dinero en efectivo, procediendo a su inmediata detención.

Finalmente, en su intento de eludir la detención, el narcotraficante no dudó en afirmar que los casi tres kilos de droga eran para su consumo propio y que tenía previsto quemarla.