Armengol: «Si el día 21 estamos mejor que ahora, flexibilizaremos medidas»

A las 22:00 horas de este jueves, el toque de queda obliga a los ciudadanos de Mallorca a estar en casa. La medida, recogida en el decreto del estado de alarma, fue anunciada este miércoles por el Govern balear, que ha decidido adelantar la hora -de 22.00 a 06.00 horas- dada el incremento de casos de coronavirus en la Isla en las últimas semanas. La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que a día de hoy su «preocupación» «no es si hay fiesta [de Navidad ] o no», pero ha matizado que «si el día 21 de diciembre estamos mejor que ahora, flexibilizaremos las medidas».

En IB3 Ràdio, Armengol ha insistido en que la situación sanitaria en Mallorca «es complicada» y que el adelanto del toque de queda hasta su revisión, el próximo día 21, pretende «evitar las actividades de más riesgo». La presidenta ha explicado que la experiencia de Ibiza, donde también se adelantó hace unas semanas, demuestra que «ha funcionado», ya que se logró bajar los disparados números. No obstante, ha señalado que, a diferencia de Mallorca, allí también se prohibió el servicio en los interiores de bares y restaurantes.

La jefa del Ejecutivo ha reconocido que esta decisión afectará a los restauradores. «Somos conscientes de los daños económicos de esta pandemia, pero siempre hemos acompañado a los sectores que se ven castigados». En este punto ha recordado las ayudas a autónomos, los prestamos y avales a empresas y otras ayudas, como los ERTE.

Sobre qué ha provocado que los casos en Mallorca se disparen, Francina Armengol ha explicado que se debe, en un porcentaje muy elevado, a la relajación de los ciudadanos en determinados ambientes en los que sienten seguros; en núcleos de más riesgo, como han visto que ha sucedido en los gimnasios, y los bares y los restaurantes.

Vacunación

Tras el anuncio de que Baleares contará en el primer trimestre con 51.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus, Armengol ha dicho que el sistema de salud ya tiene todo listo para empezar a vacunar en cuanto el Gobierno les dé la autorización.