Armengol prepara una reordenación del Govern sin tocar a los consellers

Francina Armengol prepara una reordenación del Govern que afectará a la estructura del Ejecutivo sin tocar a los consellers. El propósito es realizar cambios en las direcciones generales, el segundo nivel del Ejecutivo, para cambiar la ordenación y adaptarla a la nueva realidad que ha provocado la pandemia.

Se busca dar más protagonismo a departamentos que serán clave a partir de ahora en la reconstrucción económica: se quiere dar peso propio a la gestión de los fondos que puedan llegar de la Unió Europea en el marco de los proyectos presentados por Baleares, como la construcción del tranvía a Son Espases o al aeropuerto.

También se busca potenciar la parte de modernización del Govern para facilitar la digitalización de las Administración, hacer más ágil la tramitación de las ayudas y mejorar todo lo relacionado con la asistencia sanitaria.

Equipo de especialistas

Las consellera d’Hisenda Rosario Sánchez ya ha explicado que el Govern contará con «un equipo específico y especialista» para la gestión de los fondos europeos de recuperación por la COVID-19. Están previstos cambios normativos para la gestión administrativa y que sea «lo más ágil posible». Este equipo podría depender directamente de Armengol.

Uno de los problemas con que se encuentra el Govern es que las competencias de innovación, claves en esta materia, están repartidas entre cuatro conselleries.

Los cambios no afectarán a ninguno de los consellers por lo que no está previsto que haya una crisis de Govern como tal. A pesar de que durante el verano se estudió la posibilidad de aprobar una reducción del Ejecutivo, algo que buscaba la presidenta, las complicaciones políticas derivadas de la negociación con los socios echaron para atrás esta decisión. En círculos políticos se comentó posible desaparición de la Conselleria d’Administracions Públiques y de la Secretaria Autonòmica d’Universitat. Ello suponía la supresión de cargos del PSIB, de Podemos y de Més.

La presidenta ha descartado por ahora hacer esta remodelación más amplia pero no hay que descartar un posible cambio de Govern en unos meses para dar un nuevo impulso al Ejecutivo en la fase de reconstrucción económica de Balears.

Cambios pactados

La reordenación del Govern se hará de forma pactada por las tres formaciones, PSIB, Podemos y Més, pero de momento no hay fecha definitiva para los cambios, Lo que sí está claro es que esta nueva ordenación no afectará al equilibrio político entre las formaciones, ya que cada una de ellas mantendrá el mismo peso que hasta ahora.