Andratx estrena la primera estación de vigilancia de meteoritos de Mallorca

Mallorca tiene una nueva venta al espacio y la tiene abierta en Andratx. Allí se ha instalado hace unos días y ya está en funcionamiento la primera estación de seguimiento de bólidos y meteoros de la red Spain Meteor Network (SPMN), o Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoros.

La Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoros, está coordinada por el Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (CSIC–IEEC). Se trata de un proyecto de investigación interdisciplinar que busca fomentar el estudio de la materia interplanetaria en España, apunta el profesor de astronomía Amado Carbonell, vicepresidente del Instituto de Astronomía y Astronáutica de Mallorca (IAAM), organismo responsable del montaje de la nueva estación.

Bolas de fuego

Según explica Carbonell, el SPMN está uniendo más cámaras y estaciones de seguimiento en todo el territorio español, formando una red de detección de meteoros y las denominadas ‘bolas de fuego’, cuyo objetivo es estimar el origen de las rocas que producen tales fenómenos luminosos, procedentes de diversas órbitas del sistema solar. De esta manera, prosigue el vicepresidente del IAAM, se obtienen así registros de precisión de los fenómenos meteóricos, y se publican los resultados científicos de las investigaciones en las revistas científicas de referencia.

Telescopios instalados en sa Gramola, en el término de Andratx.

La nueva estación SPMN en Mallorca, denominada ‘Estación Andratx–1’, ha sido instalada en base a un proyecto del IAAM y la Asociación Astronómica de Andratx, que Carbonell preside, ha sido la entidad responsable de su montaje y actual funcionamiento.

Amado Carbonell es el operador de la estación de seguimiento andritxola y el responsable de haber adaptado el sensor CCD para realizar la función de cámara ‘All Sky’, y rastrear toda la vertical sur del cielo de las Islas Baleares, «a la espera de captar el impactos de meteoros o bólidos en las capas más densas de la atmósfera terrestre, así como la reentrada de restos de basura espacial (space debris), que puedan detectarse sobre nuestras islas, y su posterior identificación», afirma el profesor.

Para un futuro próximo, añade Carbonell, se instalarán varias estaciones de detección de meteoros en otras zonas de Mallorca, como en zonas rurales del Pla o en los municipios de sur de la Isla.

Imagen de meteoros como los que capta la nueva estación.

De ello se encargará una vez más el Instituto de Astronomía y Astronáutica de Mallorca (IAAM). Una acción que procurará la multiplicación de la capacidad de detección de meteoritos y bólidos por parte de los impulsores de del proyecto Spain Meteor Network (SPMN).