Andratx es el municipio de Baleares en el que más aumentan los contagios

La COVID-19 gana terreno en Andratx, que este semana se ha convertido en el municipio de Baleares en el que más se han incrementado los contagios en términos absolutos, según el informe de epidemiología que se ha publicado este viernes.

En concreto, entre el 11 y el 17 de noviembre se detectaron nueve casos positivos de coronavirus, frente a los 39 de la última semana. Además, esta zona sanitaria registra la tasa semanal más elevada del Archipiélago: 3,38 casos por cada 1.000 habitantes.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha señalado que este municipio, junto con sa Pobla y algunos barrios de Palma, son los que más preocupan y están bajo vigilancia. Sin embargo, ha precisado que no se prevé ningún confinamiento. En el caso concreto de sa Pobla, su incidencia acumulada es de 2,13 casos positivos por cada 1.000 habitantes; hace una semana era de 2,24.

El informe también señala que el número de casos diagnosticados ha bajado en 34 zonas básicas de salud, ha subido en 22 y se mantiene sin cambios en dos. En números absolutos, la que más ha bajado el número de casos ha sido Nuredduna-Artà, donde de una semana a otra se han registrado 26 casos menos. Exactamente, se ha pasado de los 31 detectados del 11 al 17 de noviembre a los 5 diagnosticados del 18 al 24 de noviembre. La incidencia semanal acumulada ha bajado de 3,8 casos por 1.000 habitantes a 0,61.

Otra de las zonas básicas de salud que más ha mejorado es la del barrio palmesano de Arquitecte Bennàssar, que ha notificado 29 casos positivos en la última semana frente a los 53 de la anterior. Su incidencia acumulada es de 0,91 casos por cada 1.000 habitantes.

En Manacor, donde esta semana se ha levantado el confinamiento perimetral, continúa mejorando la situación epidemiológica. En los últimos siete días se han comunicado 32 casos positivos, frente a los 43 de la semana anterior; la incidencia acumulada es de 0,96.

Sant Joan, el municipio con más incidencia

Por municipios, el que se mantiene con una incidencia más alta por cada mil habitantes (contando el total de casos registrados hasta el 18 de noviembre e incluyendo los diagnósticos en geriátricos) es Sant Joan, con 52,66; seguido de Ibiza, con una tasa de 34,75; Montuïri, con 33,65; Ariany, con 31,11; y Palma, con 27,64 casos. Salut ha precisado que Sant Joan, Montuïri y, en menor medida, Palma e Ibiza han sufrido brotes importantes en sus residencias que han disparado la incidencia.

La incidencia acumulada sigue a la baja en Baleares

Por su parte, la incidencia acumulada de COVID-19 en los últimos 14 días en el conjunto de Baleares continúa su tendencia a la baja. Actualmente es de 212,4 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 247,8 de la semana anterior.

Todas las islas siguen registrando descensos en sus incidencias, salvo Formentera, donde se han detectado seis casos en la última semana mientras que la anterior fueron cuatro (pasa de una incidencia acumulada de 57,8 a una de 82,6 casos por 100.000 residentes).

La isla de Ibiza ha registrado la bajada más acusada de Balears; ha pasado de registrar una incidencia acumulada a 14 días de 229,2 casos por cada 100.000 habitantes a tener una de 190,7 (de 339 positivos en 14 días de la semana pasada a los 282 de esta).

Mallorca ha experimentado una tendencia similar, ha pasado de 266,7 casos por cada 100.000 habitantes a 229 (de los 2.390 positivos de hace dos semanas a los 2.052 de esta última).

En Menorca también se han reducido los contagios, aunque de forma más moderadas. Su incidencia acumulada es de 104,9 casos por cada 100.000 residentes, frente a los 119,9 de la semana anterior (de 112 positivos hace dos semanas han pasado a detectarse 98).