Alternativa sostenible a compresas y tampones, también para las jóvenes

Durante el confinamiento surgieron ideas pésimas y algunas brillantes. Entre las iniciativas nacidas al albor de mucho tiempo de darle a la cabeza entre cuatro paredes se encuentra el nuevo paso de Cocoro, la primera marca europea de bragas absorbentes para la menstruación y el flujo vaginal, que ahora se dirige expresamente a las mujeres jóvenes y adolescentes con una nueva colección, ya que de ellas es el presente y el futuro.

Cuentan desde esta iniciativa pionera que, actualmente, existen alternativas en higiene íntima femenina. Entre ellas se deben encuadrar las braguitas menstruales, que son «sostenibles, higiénicas y mucho más cómodas», según sus impulsoras.

Ya hace unos años que Cocoro surte de estos productos que de cada vez son menos desconocidos a sus clientas, a partir de una estructura de producción local y de proximidad.

Fundada en Barcelona, sus pilares son el feminismo, la sostenibilidad, la tecnología y la innovación, unos valores que cobran vigencia y se renuevan en Cocoro Young a través de «alternativas más sostenibles y la posibilidad de poder elegir libremente» para las mujeres jóvenes para las que, de cada vez más, las compresas y los tampones no constituyen la única forma de lidiar con la menstruación.