Alertan de las dolencias derivadas del teletrabajo

La falta de movilidad durante el confinamiento y las posturas incorrectas durante las jornadas de teletrabajo pueden derivar en dolencias cervicales y lumbares, según ha advertido este lunes el decano del Colegio de Fisioterapeutas de Baleares, Tomás Alías.

Atendiendo especialmente al trabajo con ordenadores, Alías ha explicado en declaraciones a Europa Press que dado que los entornos laborales creados en los domicilios no son los mismos que en una oficina, «con mesas y equipos en la altura correcta o sillas ergonómicas», las posturas forzadas durante jornadas de más de siete horas pueden desembocar en contracturas cervicales y dolores lumbares especialmente, llegando incluso a extenderse a los brazos.

En este sentido, Alías ha explicado que «igual que en un deportista se prepara antes de su práctica o de sus ejercicios» también hay que prepararse para las jornadas de teletrabajo en un entorno que no es el habitual.

Así, ha recomendado empezar la jornada con unos ligeros estiramientos de los brazos y la zona cervical que también pueden extenderse a los dedos. Igualmente, ha recomendado intentar moverse cada 40 minutos y «dar algunos pasos por la casa».

El decano del Colegio de Fisioterapeutas ha explicado que la mayoría de las consultas de Baleares cerraron una vez declarado el estado de alarma, principalmente, por la falta de equipos de protección, a pesar de ser personal sanitario.

Sin embargo, según ha explicado, a medida que vayan recibiendo equipos las consultas irán poco a poco reabriendo para poder seguir atendiendo a los pacientes y se está trabajando con la Conselleria de Salud en un protocolo para la reapertura de las consultas, que tendrán «que adaptarse a las nuevas circunstancias».

También ha apuntado que el Colegio de Fisioterapia se plantea adquirir un stock de materiales de protección.

En todo caso, ha señalado Alías, durante el periodo de confinamiento muchos fisioterapeutas siguen en contacto con sus pacientes, atendiendo urgencias, realizando visitas domiciliarias o, incluso, compartiendo con ellos materiales didácticos «de los muchos que se pueden encontrar en Internet».

Además, en los hospitales y centros sanitarios, fisioterapeutas trabajan con pacientes de coronavirus que precisan ejercicios de fisioterapia para fortalecer su «musculatura respiratoria».

Por otra parte, según ha indicado Alías, el Colegio condonó la cuota del mes de abril y está a la espera de las nuevas medidas para decidir qué hacer con la cuota del mes de mayo.
Tomás Alías ha señalado que el sector de la Fisioterapia, como otros, «también tendrá que reinventarse» y adaptarse a las nuevas medidas de comportamiento social que llevarán, por ejemplo, al empleo de las vías telemáticas.