Adjudicadas las obras de derribo de los apartamentos ilegales de Cala Llamp

Los apartamentos ilegales de Cala Llamp quedarán reducidos a escombros en varias semanas y el solar resultante completamente limpio antes de finales del próximo mes de febrero.

El Ajuntament d’Andratx ha adjudicado las obras de demolición de los dos bloques que albergan los 12 apartamentos sobre los que, desde septiembre de 2013, pesa una orden de demolición, toda vez el Juzgado de lo Contencioso–Administrativo número 2 Palma declaró a la sazón nula la licencia urbanística que permitió su construcción. El consistorio presidido ahora por el alcalde Joan Manera (Més) ha adjudicado los trabajos de derribo a la empresa Amer e Hijos, que, tras las fiestas de Navidad, iniciará la demolición y restitución del terreno a su estado natural. Tareas que deben estar concluidas antes de que finalice febrero. La mencionada empresa se encuentra actualmente llevando a cabo trabajos en las inmediaciones, con lo cual, parte de la maquinaria que se utilizará para el derribo ya se encuentra en la zona. El coste al que deberá hacer frente el ayuntamiento andritxol en concepto de la demolición ordenada por los tribunales de justicia es de 239.238,8 euros más el correspondiente IVA.

Los 12 apartamentos ilegales de la calle Tonyina se construyeron al amparo de una licencia urbanística concedida en verano de 2005 por el entonces alcalde Eugenio Hidalgo (foto circular) –condenado posteriormente a prisión por demás delitos urbanísticos–, que, a la postre y a resultas de una denuncia del GOB, un juez declaró absolutamente nula.

Los propietarios pagaron hasta 600.000 por cada apartamento

Los ocho propietarios de los 12 apartamentos de Cala Llamp han intentado hasta el final evitar la ejecución de la sentencia y la consiguiente demolición de las viviendas, por las que llegaron a pagar 600.000 por cada una de ellas.